Cómo tratar el síndrome de Diógenes o acumulador compulsivo

Este trastorno es relativamente nuevo. Se trata de personas que se aíslan socialmente y acumulan toneladas de basura en su hogar. Reconozcamos los síntomas y las formas de tratar a quienes sufren Síndrome de Diógenes.

Cómo tratar el síndrome de Diógenes o acumulador compulsivo

¿Qué es el síndrome de Diógenes?

El síndrome de Diógenes, también conocido como acumulador compulsivo, es un trastorno psicótico que afecta principalmente a personas de avanzada edad y que viven solas.

Los principales síntomas son abandono del hogar y la higiene personal, llegando a acumular cantidades increíbles de basura en toda la casa, así como artículos sin valor alguno (periódicos, botellas de plástico, etc.). Y es que el afectado por este síndrome suele creer que todo artículo tiene valor, y no gasta prácticamente nada.

Cómo tratar el síndrome de Diógenes o acumulador compulsivo
Cómo tratar el síndrome de Diógenes o acumulador compulsivo

Otro síntoma es el de la reclusión en el hogar; el afectado por Diógenes raramente sale a la calle y cuando lo hace es por pura necesidad, síntoma que también se acompaña por un aislamiento social y gusto pronunciado por la soledad, así como el rechazo de ayuda externa.

Cómo tratar a un acumulador compulsivo

El Síndrome de Diógenes es una enfermedad relativamente nueva en el cuadro médico actual, pero aún así, existen soluciones para curarla. El primer paso es evaluar la gravedad del trastorno, y es que no es lo mismo que el afectado muestre síntomas leves, que aún no le impiden llevar una vida más o menos normal, que otros estados de mayor gravedad. Un síntoma grave sería, por ejemplo, acumular toneladas (literalmente) de basura inservible en casa, o negarse a salir del domicilio.

Si no se ha detectado el trastorno a tiempo y no es posible razonar con el afectado, se debe contactar con trabajadores sociales para que visiten al afectado periódicamente y traten de ayudarlo. Otra solución es pedir cita directamente con el médico de cabecera (siempre y cuando el paciente no se niegue a ello). En este último caso, se suelen recetar medicamentos como antidepresivos y ansiolíticos para luchar contra el síndrome de Diógenes.

Cómo ayudar a una persona con Síndrome de Diógenes

Otro de los problemas de este trastorno es que en muchas ocasiones los que lo padecen no aceptan ninguna ayuda externa, ni de familiares ni amigos, y por eso es difícil entenderles o apoyarles. En caso de que sí acepten nuestra ayuda, nuestra tarea principal es hacerles ver en qué han convertido su vida, y hacerle notar de su actual situación.

Ser consciente del trastorno es el primer paso. A los afectados con el Síndrome de Diógenes se les debe tratar con mucha paciencia, sin gritar y con tranquilidad, y es que no es fácil cambiar su conducta. Además, otro aspecto añadido es la dejadez del hogar y de su propia imagen, por lo que se les tiene que ayudar a limpiar la casa, a tirar basura, e incluso a asearse correctamente (suelen pasar muchos días seguidos sin siquiera ducharse).

"El afectado por Diógenes raramente sale a la calle y cuando lo hace es por pura necesidad."

"A los afectados con el Síndrome de Diógenes se les debe tratar con mucha paciencia, sin gritar y con tranquilidad."