Cómo tratar el cabello graso

Consejos para tratar el pelo graso

Si bien esta condición capilar no tiene "cura", lo cierto es que se puede controlar. Tomando algunas medidas adicionales al lavado podrás evitar que tu pelo luzca como sucio todo el tiempo. Aprende cómo tratar el cabello graso.

10 pasos para tratar la grasitud del pelo

1. Cuando apliques cualquier tipo de cremas en tu rostro, como ser protector solar, mascarillas, cremas humectantes, exfoliadores o de limpieza, ten cuidado que no tomen contacto con el cuero cabelludo de la frente o de alrededor de las orejas, porque sino lo tornarán más graso aún. Esparce con delicadeza y si es necesario, coloca una vincha.

2. Mantén tu cabello lo más limpio posible y evita la utilización de lacas, geles, espumas, gotas para el frizz, fijador o aceites. Todos estos productos contribuyen a una mayor producción de sebo en el cuero cabelludo.

3. Si tienes el pelo rizado o te gustaría tenerlo de esa manera, la permanente será de gran ayuda para minimizar la grasitud del pelo. Al ser químico, este procedimiento deshidratará tu pelo, y con él la grasa. Igualmente, no es la solución perfecta al problema porque el cabello se resiente bastante.

4. No te toques el pelo a cada rato, no te lo peines varias veces al día ni te estés arreglando algún mechoncito en cada espejo. Es que cuando llevas las manos y dedos a tu cabeza les estás dejando grasa y suciedad. Si no puedes resistir a la tentación de tocar el cabello, recógelo con una cola de caballo, coloca un pañuelo o hebillas.

5. No cepilles mucho tu cabello cuando sientas que está graso, porque el peine lo que hará será esparcir aún más el sebo, no sólo en todo el cuero cabelludo, sino también al resto de la melena, sin importar el largo. Si no lo has lavado, no lo cepilles. Además, limpia los cepillos todas las semanas con agua y jabón.

6. No utilices mascarillas, acondicionadores u otros tratamientos para humectar tu pelo. Si lo haces, aplícalos en las puntas o de la mitad del pelo para abajo. Elimínalo por completo al bañarte.

7. Al colocar el shampoo, siempre usa agua tibia, y como último enjuague utiliza agua fría, para que las cutículas se cierren y no generen más grasitud. En el caso del cabello, no funciona igual que otras grasas que salen con agua caliente. Esto empeora el estado de las glándulas sebáceas.

8. Consigue un shampoo acorde a tu condición. Más allá de observar que diga "para cabellos grasos", ten en cuenta sus ingredientes. El pH debe ser neutro para no alterar el equilibrio natural. No uses mucha cantidad y si es posible, dilúyelo un poco con agua antes de aplicar.

9. Lava tu pelo cada dos días por lo menos, nunca a diario, porque esto genera más grasitud. Si es verano o vas al gimnasio, puedes optar por un "shampoo seco", excelente para quitar la transpiración y los olores, agregando volumen a la cabellera.

10. Prueba con algunos remedios caseros, como por ejemplo el jugo de limón. Exprime dos limones y mezcla con un vaso de agua. Cuando hayas terminado de lavar el cabello, vuelca este preparado sobre el pelo, sin enjuagar. Otra opción es usar una mascarilla de yogur, que es muy buena para la piel del cuero cabelludo. Mezcla con un huevo y aplicala. Deja actuar 15 minutos y enjuaga con agua tibia. Por último, lava como de costumbre.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo tratar el cabello graso, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidados del cabello.

Esta nota te fue útil?
28 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social