Tratamientos Caseros para Talones Secos y Agrietados

Remedios Caseros para curar Talones Agrietados y Secos

Tener los talones agrietados y secos es mal de muchas personas, por el calzado inadecuado, por ciertas enfermedades, incluso por los productos de higiene que utilizamos a diario. Por fortuna, hay muchos remedios caseros que podemos hacer, rápido y fácil, para devolver a los pies su belleza y su salud. 

Con productos naturales podemos mejorar el aspecto de los talones que no presenten llagas o heridas, y cuando no haya condiciones de salud (como la diabetes) o embarazo. Estos son nuestros favoritos:

10 cremas caseras para talones secos y agrietados

1. Usa aceite de coco para fortalecer la piel, exfoliar e hidratar tus pies, masajeando con aceite de coco cada noche. Duerme con calcetines, sin enjuagar.

Tratamientos para curar los talones en casa. Remedios para curar los talones secos y agrietados. cómo aliviar los pies secos y con grietas en la piel

© Depositphotos.com/valuavitaly

Imagen 1. Raspar con piedra pómez, piedra china o elementos de pedicura cada noche devolverá la belleza a tus talones agrietados.

2. Aplica sobre la piel de los talones agrietados y secos un paño embebido con aceite de ricino, fija con una cinta adhesiva hipoalergénica, y cubre con calcetines. Duerme con ellos toda la noche, y enjuaga a la mañana siguiente.

3. Coloca en una taza de agua hirviendo los pétalos de una rosa, deja reposar hasta que enfríe el agua, y filtra. Agrega al líquido dos cucharadas de glicerina, y unta esta mezcla de rosas sobre los pies limpios cada noche. Al otro día, exfolia con la piedra pómez o la piedra china. Haz este tratamiento durante una semana.

4. En una palangana cómoda, coloca una taza de miel natural de abejas y media taza de agua tibia. Mezcla bien, y sumerge allí tus pies por 30 minutos (si estuviera muy espeso, agrega más agua). Raspa suavemente con la piedra china, enjuaga con agua y seca bien.

5. El aguacate y el plátano son geniales para aliviar la piel de los talones agrietados y secos. Pisa un aguacate (palta) maduro y pelado, sin el hueso, junto con un plátano o una banana. Haz un puré, y aplícalo sobre los pies limpios. Envuelve con plástico y deja actuar por 30 minutos. Luego enjuaga con agua templada y seca dando golpecitos.

6. Haz una pasta triturando media papaya pelada y sin semillas, y aplica sin más sobre la piel limpia de los talones secos y agrietados. Deja actuar por 30 a 45 minutos, enjuaga y seca suavemente.

7. Para hidratar tus talones secos, aplica mantequilla de cacao de buena calidad cada noche. Cubre con calcetines y duerme con ellos. Por la mañana enjuaga con agua templada y seca.

3 tratamientos caseros para mejorar el aspecto de los talones

1. La técnica básica es la suave exfoliación diaria, o tan a menudo como puedas, con la piedra pómez o piedra china, raspando suavemente la piel de los talones y contornos de la planta del pie, previamente remojada en agua tibia. Puedes hacerlo durante la ducha o después, o sumergir en agua templada (con flores o aceites, si quieres) durante unos 10 minutos antes de la técnica. Raspa suavemente: el truco aquí es la constancia diaria, y no la fuerza que pongas en la tarea. Asegúrate de aplicar una crema hidratante y nutritiva luego de usar la piedra pómez.

2. Otra técnica es hacer una exfoliación diaria (o al menos 4 veces por semana hasta notar resultados) con una mezcla de 1/2 taza de azúcar común y 1/4 de taza de jugo fresco de limón. Aplica sobre la piel limpia y masajea con las yemas de los dedos en movimientos circulares durante unos 5 a 10 minutos. Luego, enjuaga con agua templada, y seca dando suaves golpecitos, para finalmente humectar con tu crema preferida.

3. El tratamiento de parafina caliente que se usa en manicuría también es genial para reparar talones agrietados y secos. Calienta la mezcla de parafina adecuada a temperatura moderada (puedes hacerla en casa fundiendo 2 tazas de parafina regular con 2 cucharadas de aceite de oliva o aceite de coco). Ten en cuenta que ya no tiene que estar líquida, pues te quemarías. Sumerge los pies, de a uno, tres a cinco veces para cubrirlos con la parafina. Deja fijar apenas, envuelve con plástico o papel film, y deja reposar por 30 a 60 minutos. Enjuaga, limpia y seca, y disfruta de tus pies renovados.

Antes de utilizar estos u otros tratamientos caseros para reparar los talones agrietados y secos, asegúrate de consultar con tu médico de cabecera para asegurarte de que no haya interacciones con medicamentos, o si tienes enfermedades como la diabetes. Así podrás asegurarte de usar estos y otros trucos para solucionar el problema con total seguridad.

Si deseas leer más artículos similares a Tratamientos Caseros para Talones Secos y Agrietados, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social