Tratamiento psicológico a través del deporte

Deporte para la salud mental

El deporte es mucho más que una rutina para tratar de vernos mejor visualmente; se trata de una actividad fundamental para nuestra salud, tanto física como mental.

Cada vez más terapias psicológicas integran el deporte entre sus técnicas, sumando los beneficios que aporta al resto de tratamientos en curso.

El deporte como complemento al tratamiento psicológico

En una terapia se usa el deporte como medio para obligar al paciente a actuar por su cuenta. Es uno de los recursos más utilizados, por ejemplo, en los pacientes con depresión, donde los refuerzos obtenidos por la práctica del deporte se acaban transmitiendo al resto del cuerpo. El sentirse activo, mejorar su condición física, imponerse una rutina, es una forma de darle sentido a esos días donde parece que todo se viene encima sin que se pueda hacer nada práctico para evitarlo.

Por otra parte, el deporte sirve como forma de evasión para los problemas. En pacientes con pensamientos recurrentes es común que aludan a la imposibilidad de apartarlos de su cabeza; realizando deporte se concentran en la actividad que están practicando, impidiendo que la mente funcione libre por su cuenta y aprendiendo recursos para detener el pensamiento. De nuevo, una rutina constante permite que controlemos cada vez más los pensamientos derrotistas, mejorando la sensación de control en nosotros mismos.

Uso del deporte como tratamiento principal

Hay enfermedades que tienen que ver con el deporte, tanto por exceso como por defecto. En estos casos, la actividad se vuelve el asunto central del tratamiento, utilizando el resto de técnicas psicológicas para mejorar su experiencia. Es lo que ocurre en las situaciones de exceso de peso, donde conseguir que haga deporte se vuelve más importante que establecer una preciosa tabla de ejercicios, la cual comunmente se incumple en apenas días.

Una vez que está diseñada la rutina, se debe trabajar para mantenerla con el tiempo. Es aquí donde entran técnicas de premios y castigos, enseñando al paciente la forma de premiarse a sí mismo cada vez que cumple los objetivos marcados y de castigarse cuando no lo hace. Hay que tener en cuenta que el deporte por sí mismo tiene el aliciente de mantenernos activos, por lo que cuanto más hagamos, más lo reforzaremos.

Introduciendo el deporte en nuestra vida

Es momento de la gran pregunta, ¿cómo comienzo a hacer deporte si jamás lo he hecho?.
Debemos ir de menos a más desde el principio, con metas realistas que den grandes premios desde la primera sesión. Puede que haya gente que se mantenga a nuestro alrededor con sesiones de más de una hora, pero nuestro objetivo no es alcanzarle en los primeros días, sino ir acercándose poco a poco.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Tratamiento psicológico a través del deporte, te sugerimos que visites nuestra sección Salud Mental.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social