Cómo Trabajar con un Mentor

Las palabras de una guía experimentado son muy importantes y vale la pena tenerlas en cuenta. Aquí te damos algunos consejos para aprovechar al máximo el trabajo con un guía o mentor.

Cómo Trabajar con un Mentor

Cómo Aprovechar el Trabajo con un Mentor

Muchas veces no sabemos cómo trabajar con un mentor ni cómo aprovechar sus servicios. Quizás nos da vergüenza hacerle preguntas, nos sentimos un poco entrometidos al querer saber sobre su experiencia, no sabemos bien qué podemos sacar de bueno de una charla, etc. Una vez que lo has elegido, una tarea que puede ser algo complicada, el siguiente paso es aprovechar sus enseñanzas, tal y como hacías en la Universidad con un profesor, sólo que en este caso asistes a clases individuales.

Tips para trabajar con un mentor. Cómo aprovechar el trabajo con un mentor. Tips para aprovechar las enseñanzas de un mentor
Presta mucha atención a las palabras de tu mentor. Siempre tendrá algún buen consejo o guía para ofrecerte.

© Depositphotos.com/photography33

El éxito en tu carrera como emprendedor tendrá bastante que ver con la ayuda que consigues de tu mentor. Si él muestra interés en explicarte ciertos aspectos del negocio, ¡Enhorabuena!. Escucha atentamente, no lo interrumpas y absorbe toda la información como si fueras una esponja en un charco de agua.

Aprovechar sus conocimientos es algo que todo emprendedor debería experimentar. Se nota a las claras cuando alguien sigue las directrices de un experto a cuando se lanza sin ninguna base.  Por eso, si aún no has conseguido un guía, no dudes en buscarlo. Seguro habrá un individuo dispuesto a ofrecerte sus opiniones, y sobre todo, a explicarte varias cosas relacionadas al trabajo o sector al que te dedicas.

Para aprovechar al máximo sus servicios debes ser receptivo en todo momento. No es que llegará a tu oficina y te dirá: toma nota de lo que voy a explicarte. Hasta ir de aquí para allá con una libreta puede ser algo molesto para ambos, pero el  tiempo que pases con él o ella valdrá la pena. Es decir, siempre debes tomar algo de la conversación que tuvieron o de las palabras que te dijo. Es importante que prestes mucha atención y que recuerdes ciertos puntos que podrían determinar el éxito en tu proyecto.

Tips para trabajar con un guía o mentor

No se trata de estar todo el día con tu guía ni de llamarlo a cada rato cuando surge un problema o no sabes cómo actuar. La idea es que vayas aprendiendo en cada encuentro y tomes lo que puede ayudarte (y también lo que quizás no te parezca relevante en ese momento, nunca sabes cuándo lo podrás usar). Aquí tienes algunos tips para tener en cuenta:

1. Un mentor es un modelo a seguir, no un ídolo o Dios: Si tienes a tu guía en un pedestal será muy difícil que puedas aprender algo de él. Es más beneficioso que creas que puedes lograr lo que ellos ya hicieron. Respétalo, pero no lo idolatres; ponte en sus zapatos y no creas que es imposible lograr lo mismo que él o ella ¡Mantén tu confianza en ti!

2. Analiza los caminos alternativos: Una cosa es que el mentor te diga cómo le fue en su vida profesional y otra muy diferente es que te “exija” hacer lo mismo. No olvides que si bien ha llegado a un destino donde a ti te gustaría arribar, no quiere decir que debas caminar por el mismo sendero. Cada persona es única y diferente; no esperes hacer exactamente lo mismo que tu guía ni bajes los brazos si hay algo que no se puede cumplir.

3. No intentes ser un “mini-mentor”: No olvides que un guía invierte tiempo y energías en sus discípulos (por llamarlos de alguna manera) y también depositan sus expectativas en ellos, sin embargo, no están buscando un reemplazo ni una imitación. Quizás te parezca algo halagador pero no lo es; toma cosas de sus experiencias, pero no lo imites en todo.

Cómo se trabaja con un mentor? Beneficios de trabajar con un mentor. Método de trabajo con un guía o mentor

Trabajar con un mentor no implica hacer lo mismo que él. Puedes seguir un camino diferente.

© Depositphotos.com/Wavebreakmedia

4. Pide permiso para utilizar sus técnicas o conocimientos: Que tu mentor te brinde acceso a cierta información o secretos no te da el derecho de usarlos a tu gusto, por lo que si te da una instrucción, pregúntale en qué ámbito la puedes usar. Otra cosa a tener en cuenta es que si tal vez te da acceso a su oficina o escritorio no debes aprovechar para revisar sus cosas ni leer sus cuadernos, agenda o anotaciones. No robes sus ideas, utiliza una parte de sus experiencias para inspirarte y cumplir tus objetivos.

5. No busques la exclusividad: Así como tú has elegido a esa persona para que sea tu mentor, también otros emprendedores pueden hacer lo mismo. No te enojes ni te sientas engañado si tiene otros alumnos; un mentor tiene mucho para compartir y enseñar. Tampoco pretendas que esté disponible para ti las 24 horas del día los 365 días del año, y recuerda que no será tu consejero en todos y cada uno de los pasos que decidas dar. Tal vez puedas buscar varios guías de acuerdo a un área o aspecto de tu proyecto.

"Para aprovechar al máximo el trabajo con un mentor debes ser receptivo en todo momento, y siempre tomar algo de la conversación que tuvieron o de las palabras que te dijo."

'

"Aprovechar los conocimientos de un mentor es algo que todo emprendedor debería experimentar. Se nota a las claras cuando alguien sigue las directrices de un experto."

6. No rivalices: Un mentor no dejará de hacer sus actividades ni cumplir sus pendientes, esto quiere decir que no se detendrá y seguirá avanzando. Nunca podrás alcanzarlo; no lo veas como una competencia. Busca el lado positivo de la situación, ya que cuanto más sepa, más podrá ayudarte.

Estos consejos te ayudarán a aprovechar al máximo el trabajo con un mentor. No dudes en ponerlos en práctica para que la experiencia sea realmente maravillosa.