Tónico de Pepino para la Piel

Recetas de Tónicos de Pepino para la Piel

El tónico de pepino es una genial propuesta para hidratar, nutrir y mejorar por completo la apariencia de la piel de tu rostro, cuello, escote, manos, o donde quieras. El pepino es una superfruta (¡sí, solemos considerarlo como un vegetal, pero lo cierto es que tiene semillas y es una fruta!) con cuantiosas propiedades beneficiosas para nuestro organismo.

Aprende cómo preparar tónico de pepino en casa, para aliviar la piel en distintas condiciones.

Beneficios del pepino

En las rutinas de belleza, el pepino ayuda a desinflamar la piel (genial para las bolsitas debajo de los ojos), neutraliza las grasas (lo que lo hace útil para aliviar el acné y reducir las imperfecciones) y calma la irritación de quemaduras de sol, picaduras de insectos y mucho más.

Tratamientos de belleza con pepinos para mejorar la piel. Tónicos caseros de pepino para la piel. 3 tónicos naturales de pepino para mejorar la piel

© Depositphotos.com/lightwavemedia

Imagen 1. Puedes hacer tónico de pepino líquido o usar rebanadas y pastas sobre tu piel

En un nivel algo más técnico, el pepino aporta Vitaminas del grupo C, E y A (entre otros), fibras y minerales como el potasio. Es eficaz para desinflamar, neutraliza la acidez, es antioxidante, favorece la producción natural de colágeno y elastina, refresca, hidrata, estimula la circulación sanguínea, purifica los intestinos, colabora en los procesos de desintoxicación, sacia y ayuda a controlar el apetito y, además de eso, sabe genial prácticamente sin aporte alguno de calorías.

Por todo esto, lo elegimos como nuestro ingrediente estrella para preparar 3 recetas de tónicos de pepino casero, lleno de beneficios para tu salud y tu apariencia.

Tónico de pepino para todos los días

Luego del baño o la ducha diaria, o después de tu rutina de limpieza regular, repasa tu piel con un algodón embebido en este tónico casero, que liberará tu cutis de residuos del producto de higiene, grasitudes, suciedades, desinflamará tu piel y limpiará los poros de grasas acumuladas.

Para prepararlo, lava y pela un pepino mediano/grande. Córtalo en rebanadas y ponlas en agua templada, en una olla. Lleva al fuego moderado o bajo, y calienta hasta que casi llegue al punto de ebullición (pero no dejes que rompa hervor). Retira del fuego, deja entibiar hasta que llegue a temperatura de ambiente, y filtra descartando el pepino y conservando el tónico en una botella plástica o de vidrio, con tapa de buen cierre, en la nevera.

Tónico de pepino para la piel irritada o con imperfecciones

Si tienes acné, puntos negros, espinillas, irritación, quemaduras de sol, o cualquier tipo de molestia en la piel, que no se deba a una condición médica a la que debas atender con otros tratamientos, prueba aplicar cada día este tónico de pepino que liberará tu cutis del enrojecimiento, de la inflamación y de la molestia.

Lava y pela un pepino pequeño, o del tamaño necesario según la zona a tratar. Colócalo en el vaso de la licuadora (o usa una procesadora de mano) y redúcelo a una pulpa o un puré pastoso. Ponlo sin más sobre la piel en la zona a tratar, y déjalo actuar por 45 a 60 minutos. Enjuaga con agua templada. Este tónico casero debe realizarse y aplicarse en el momento, para evitar que se oxide y pierda sus propiedades beneficiosas.

Si quieres un tratamiento regular con pepino para la piel de todo tu cuerpo, lava y pela uno grande, redúcelo a puré en la licuadora, y mézclalo con dos cucharadas de miel natural orgánica y dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen. Aplica sobre la piel limpia y seca, deja actuar por 30 a 45 minutos, y enjuaga con agua templada. Haz este tratamiento de salud y belleza una vez por semana, para complementar el uso diario del tónico de pepino en tu piel.

Tónico de pepino casero para los ojos

Si tienes bolsas debajo de los ojos, necesitas tratar un orzuelo, o si tu mirada se ve cansada, puedes aplicar rodajas de pepino sobre los ojos y dejarlas actuar 20 minutos, para notar una enorme diferencia.

Si necesitas un tratamiento prolongado, lava y pela un pepino mediano y hiérvelo lentamente (hervor bajo) en agua por 30 minutos. Deja entibiar, filtra y conserva en una botella bien cerrada dentro de la nevera. Cada noche aplica un disco de algodón embebido en este tónico de pepino sobre tus ojos, y deja actuar por 30 a 45 minutos.

Si deseas leer más artículos similares a Tónico de Pepino para la Piel, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social