Todo sobre la menstruación luego del parto

Luego del parto pueden pasar varios meses sin que aparezca la menstruación. Veamos por qué y los cuidados que debes tener durante esta etapa.

La menstruación luego del parto

¿Cuándo debe aparecer la menstruación luego del parto?

Luego del parto, tu cuerpo entra en una verdadera revolución. Las hormonas pierden temporalmente su balance, hay una reducción del estrógeno y de la testosterona, y la prolactina aparece para favorecer la lactancia al tiempo que afecta otras funciones orgánicas. Entre ellas, claro, está la menstruación, que demora algún tiempo en regresar.

Todo sobre la menstruación luego del parto
Consulta con tu medico si han pasado 6 meses o más desde el parto y aún no recuperas el ciclo menstrual

Seguramente durante tu embarazo no la extrañaste. Pero luego del parto, y conforme intentas recuperar la actividad sexual con tu pareja, quizás comiences a inquietarte por su regreso. Pasado el período de cuarentena, y de acuerdo a la lactancia (si das la teta o no a tu bebé), la menstruación puede demorar un mes en volver a aparecer en tu vida, o hasta seis meses desde el alumbramiento. No hay una regla estricta, pues cada mujer es diferente de las demás.

Cuidados anticonceptivos luego del parto

Antaño las abuelas decían que no podías quedar encinta nuevamente mientras estuvieras en el período de lactancia. ¡Vaya equivocación! Lo cierto es que, en tanto no recuperes tu ciclo menstrual, debes duplicar los cuidados de anticoncepción para evitar el resultado bien conocido.

La prolactina y otras funciones corporales inhiben la liberación de óvulos (propiciándose los estados de “amenorrea” y “anovulación”). Ya que no hay liberación de óvulos, tampoco hay recubrimiento del endometrio y, con ello, no hay menstruación. Pero recuerda que hay un tiempo desde la liberación del óvulo y el sangrado menstrual, por eso no debes dejarte engañar por ello: puedes ser reproductivamente activa sin saberlo.

Métodos anticonceptivos post parto

Cuando se produzca nuevamente la ovulación y comience tu ciclo menstrual luego del parto, es totalmente normal sentir síntomas pre menstruales diferentes que los que sentías antes. Puede haber mayor dolor, jaquecas profundas, sensación de hinchazón en piernas y tobillos, etc. No te preocupes, tu ciclo volverá a la normalidad conforme pasen algunos meses.

No te confíes en la ausencia de sangrado menstrual para hacer planificación familiar. Debes seguir estrictos controles anticonceptivos durante el primer año luego del parto, y todo el tiempo que des la teta. Los especialistas no recomiendan los métodos hormonales (parches, píldoras, inyecciones y otros similares), pues tu cuerpo ya está atravesando un cambio hormonal importante. Los métodos de control físico suelen ser los más efectivos y cómodos para la nueva mamá, especialmente el preservativo (profiláctico, condón). Otros métodos de barrera son el diafragma, la esponja y el condón femenino.

Pasados 6 a 8 meses desde el parto, puedes consultar a tu médico la posibilidad de implantar un método anticonceptivo fijo como la T de cobre (el DIU) y, si definitivamente ya no quieres tener más hijos, también puedes consultar sobre los métodos de esterilización quirúrgica, como el cierre de las trompas de Falopio u otros en ti, o la vasectomía en tu pareja.

"La menstruación puede demorar un mes en volver a aparecer en tu vida, o hasta seis meses desde el alumbramiento."

"Debes seguir estrictos controles anticonceptivos durante el primer año luego del parto, y todo el tiempo que des la teta."

¿Qué hacer si no aparece la menstruación?

Si ha pasado 6 meses o más desde el alumbramiento de tu bebé y aún no recuperas el ciclo menstrual, es recomendable que consultes con tu médico. Esto puede deberse a una lactancia excesiva, y suele suceder en mujeres que no integran alimentos (como papillas) en sus bebés a partir de los 6 meses, alimentándolo exclusivamente con leche materna. Pero también puede deberse a otras causas, y siempre es mejor prevenir que lamentar. Ante cualquier duda, consulta a tu médico ginecólogo o al obstetra, para quitar otras sospechas y seguir el tratamiento o las acciones necesarias para recuperar el ciclo menstrual.