Tips para renovar las prendas con cambios simples de costura

Una buena idea para renovar el guardarropas es dedicarnos a la costura. Aquí te damos algunas ideas para cambiar el aspecto de tus atuendos fácilmente.

Aprende a renovar tu guardarropas por monedas

Tips para renovar el guardarropas

Quién no sueña con tener ingresos ilimitados, o un presupuesto completamente abierto para comprar todas las prendas de vestir de moda, de la estación, e ir renovando los atuendos para nunca repetir una blusa, un pantalón, ni un calzado. Pero quizás no lleguemos alguna vez a cumplir este sueño. Por eso, hoy te damos algunas buenas ideas para modificar, adaptar y renovar tu guardarropas sin gastar más que algunas monedas, ¡y algunas veces incluso gratis!

Tips para renovar las prendas con cambios simples de costura
Hacer miles de pequeños arreglos de lo más diversos te ayudarán a renovar tu guardarropas por sólo monedas

Si las prendas te quedan demasiado justas, puedes alargarlas y agrandarlas. Convierte un pantalón en una falda, y una vieja playera en un top moderno. Todo depende de lo que quieras lograr con tu “nuevo” guardarropas.

Una buena manera de enfrentar estos proyectos es poner una a una las prendas y vernos al espejo. Toma nota de los cambios que puedas hacerles, usando alfileres, tizas blancas, alfileres de gancho y un apuntador para ir tomando nota de lo que necesitas hacer. Luego, compra sólo lo que haga falta, y ponte manos a la obra con esta renovación.

Ideas para reparar y renovar el guardarropas

Tener un costurero con agujas, hilos de muchos colores, tijeras de buen filo y un descosedor será muy útil. Para abrir una costura (por ejemplo, liberar un dobladillo y alargar pantalones y mangas, o para coser un género extra que permita ampliar cualquier prenda en dos o más tallas) dale la vuelta a las prendas para exponer las costuras, jala suavemente para dejar las puntadas a la vista, y córtalas con un descosedor o cortahílos, o con la punta de unas tijeras con buen filo Tómate tu tiempo: no querrás cortar la tela en un descuido.

Este es el trabajo más importante a la hora de renovar tu guardarropas sin gastar de más.  Para  agregar géneros, abalorios, para liberar dobladillos, mangas o puños, y también para reducir las prendas necesitas descoser, anchar la tela, cortar los excedentes y pegar nuevamente, de modo de hacer la nueva costura. Siempre que lo hagas, ten la plancha caliente junto a ti: facilitará mucho la labor, y dará una mejor terminación.

Recuerda que no siempre hará falta tomar medidas drásticas para renovar tus prendas. A veces, sólo con colocar cintas, encajes, o adornos de algún tipo, hacer pinzas para entallar la prenda a tu figura, o colocar terminaciones más llamativas, podrás renovar por competo un atuendo, sin gastar más que algunas pocas monedas. Recuerda que puedes sólo reemplazar los botones y las cremalleras por otros de colores contrastantes y dar algunos detalles aquí y allá para que hasta un jean azul básico se vea de maravillas, muy a la moda, y sin pagar el sobreprecio de las grandes marcas.

" Una buena manera de enfrentar estos proyectos es poner una a una las prendas y vernos al espejo, y tomar nota de los cambios que puedas hacerles."

'

"Tener un costurero con agujas, hilos de muchos colores, tijeras de buen filo y un descosedor será muy útil."

En el caso de alargues u otros, cuando notes que las telas evidencian colores muy diferentes, usa un poco de blanqueador disuelto en agua, y frota suavemente la tela oscura para asemejar los colores. También recuerda que puedes teñir con anilinas, decorar con bordados y pasamanerías, y hasta aprovechar las prendas que se hubieran roto, descosiéndolas, y tomar de ellas material para dar detalles, hacer ampliaciones, reemplazar bolsillos, y hacer miles de pequeños arreglos de lo más diversos y fáciles, que te ayudarán a renovar tu guardarropas por sólo monedas. ¡Ahorro y estética sin salir de tu casa!