Cómo reducir gastos en los servicios del hogar

Tips para reducir el gasto de los servicios del hogar

El gas, la electricidad y el agua son gastos fijos en cualquier residencia. No podemos prescindir de ellos, pero sí podemos minimizar su consumo para optimizar las finanzas en casa. Esto no sólo es responsable con el uso de nuestro dinero, sino tiene otras dos ventajas: hay “premios” y rebajas gubernamentales por bajos consumos, y es la decisión más gentil hacia el cuidado de nuestro medio ambiente. Veamos algunas buenas ideas para lograrlo.

Cambios simples para ahorrar en los servicios

Reemplaza los bombillos comunes por otros de bajo consumo, obteniendo automáticamente un ahorro del 75% del gasto de electricidad. Si puedes, vende tus electrodomésticos viejos y en desuso para adquirir otros nuevos, con consumo inteligente. Será una inversión que se amortizará en poco tiempo, pues podrás configurarlos en modos de ahorro de energía, adecuación al ambiente (iluminación, temperatura y hasta horario) y funciones de apagado automático cuando estén fuera de uso.

Si sueles escuchar la radio mientras trabajas en el ordenador, procura hacerlo online, de modo de tener encendido sólo un artefacto. Aprovecha las opciones de tecnología, combinando funciones en un mismo aparato para ahorrar, y manteniendo los demás desconectados. También recuerda aprovechar la iluminación natural mientras realizas tus labores, y nunca tengas dos fuentes de atención encendidas al mismo tiempo, como la radio y la TV, o el ordenador y la tablet.

Finalmente, elige artefactos de carga por conexión a la pared, o con batería recargable, pues estos son mucho más eficientes que los que usan baterías extraíbles.

Regula la temperatura para ahorrar

La nevera es una enorme fuente de gasto en el hogar. Regula su temperatura para adecuarla al clima estacional, subiendo su nivel un poco en el verano y bajándolo apenas en el invierno. Evita mantener la puerta abierta durante largos períodos, pues se pierde el frío interior y se exige el mayor funcionamiento del motor.

Lo mismo ocurre con el lavarropas: debes regular su temperatura, duración del ciclo y funciones, adaptándolas a la carga y a las condiciones del día. Si hay buen sol, por ejemplo, elimina la función de secado y haz un centrifugado simple, para secar las prendas de manera natural: tendidas en la soga.

El lavado de 30 minutos es activo y apropiado para la suciedad diaria, aprovechando los jabones concentrados de alta efectividad de nuestro mercado. Estas dos modificaciones te permitirán ahorrar electricidad y agua sin que notes la diferencia.

Regula la calefacción

Si en casa hay habitaciones sin uso, procura mantenerlas a puertas cerradas, para que el calor se distribuya mejor en las zonas necesarias. Por ejemplo, si el living se ocupa sólo el fin de semana o cuando recibimos visitas, cierra sus puertas el resto del tiempo. Lo mismo ocurre con el lavadero, el sótano, el ático y todas las zonas de poco uso.

Si tienes un sistema de calefacción centralizado o con radiadores, cierra las bocas en los salones que no se usen. También, si cada habitación tiene su propia fuente de calefacción con termostato incluido, mantenla a puertas cerradas. Esto permitirá que se calefaccione de manera apropiada, evitando el ingreso de frío de otras zonas de mayor tamaño.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Tips para minimizar el gasto en los servicios del hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social