DIY: cuando ahorrar depende de ti

Para ahorrar, házlo tú mismo

Uno de los términos más pronunciados en el mundo del ahorro y la frugalidad es “DIY”, que hace referencia al “Do It Yourself”, o “Hazlo tú mismo”. Es una manera de solucionar problemas por mano propia, creando, reparando y haciendo cosas sin la necesidad de contratar a personas extra, reduciendo así los costos y fomentando nuestro ahorro. En esta nota veremos qué cosas puedes hacer tú mismo, para ahorrar dinero y mejorar tu vida y tu hogar.

Tareas que puedes hacer tú mismo en casa

Hay muchas reparaciones habituales que puedes hacer en casa, para prolongar la vida útil de las estructuras y los artefactos, evitando así tanto la compra de uno nuevo como también los gastos de reparaciones en servicios técnicos. Si no tienes los conocimiento adecuados, puedes tomar cursos (en muchos municipios incluso frecen estas capacitaciones sin costo), o confiar en los servicios de refacción de las escuelas técnicas, cuyos estudiantes estarán gustosos de obtener la experiencia, y el costo será menor al de un profesional de renombre. Deja asuntos como la reparación de la nevera, del lavarropas, de la TV y otros más especializados a estos jóvenes profesionales.

Por otro lado, hay muchos artefactos que puedes analizar tú mismo para conocer posibles desperfectos. Un motor fundido, un nuevo bobinado y otros requerirán de muchos conocimientos, pero tal vez el problema sea una ficha que se ha desconectado, o un cable que se ha cortado. Cuando notes un desperfecto, abre con cuidado e. artefacto (siempre y cuando ya no esté cubierto por la garantía luego de la compra, en este caso llévalo directamente al servicio técnico gratuito) y verifica si no ves un problema fácil de reparar. Asegúrate de hacer las cosas que resulten completamente evidentes, sin hacer inventos estrafalarios y siempre comprobando que el artefacto no esté conectado a la red eléctrica.

También las tareas simples del albañilería, como el relleno de un revoque desprendido, los procesos de aislación externos o el apuntalamiento de una estructura, son tareas que puedes hacer tú mismo. Si dudas de cómo lograrlo, bastará con hacer una búsqueda simple en Internet para ver tutoriales en video y en textos fáciles de comprender, como los que hallarás en el blog de IdeasParaConstruir.

El DIY en tu vida diaria

El DIY para ahorrar no sólo se trata de reparar cosas en casa. También hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar tu aspecto, tu salud y tu bienestar, sin gastar dinero de más. Por ejemplo, puedes colorear tu propio cabello con los nuevos productos del mercado, fáciles de aplicar y que no ponen a riesgo tu salud. También puedes hacer tu propia manicura y pedicura en casa, y hasta elaborar mascarillas para el cuidado del rostro, de cabello y del cuerpo usando los ingredientes naturales que tienes en la nevera en este mismo momento.

Para modelar la figura no necesitas gastar en una membrecía del gimnasio más popular: hay muchas rutinas fáciles para hacer en casa, e incluso mancuernas y barras con objetos que tienes en desuso (como el palo de la escoba, latas de conservas y más). Tampoco necesitas gastar un dineral comprando productos “de dieta” novedosos: bastará con comer más frutas y vegetales frescos, que también son mucho más económicos que los procesados y las comidas fuera de casa, para cuidar de tu salud, bajar de peso y, al mismo tiempo, optimizar el uso de tu dinero.

No caigas en las falsas creencias de que “necesitas” ir a tal lugar o llamar a tal especialista para vivir mejor. Antes, prueba con hacerlo tú mismo y así verás que evitarás muchos gastos, potenciarás tus ahorros, y tendrás las mismas satisfacciones.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Tips para hacer cosas tú mismo y ahorrar dinero, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social