Tips para Cumplir un Objetivo

En el trabajo, en los deportes, en tu vida diaria, alcanzar las metas es una satisfacción que merece disfrutarse. Aprende a definirlas para poder cumplirlas fácilmente

Cómo Cumplir un Objetivo

Claves para Lograr tus Metas

Para cumplir un objetivo primero debes saber plantearlo, conocer cada uno de los pasos que debas dar y luego aplicar consejos  eficientes que te lleven al camino más directo hacia ese punto de llegada.

Lo más importante es aprender a definir la meta. La especificidad es fundamental, pero siempre que mantengas un punto de vista realista y posible de alcanzar. Por otro lado, tampoco se trata de “hacer el objetivo demasiado fácil” con tal de conseguirlo, sino de ser honesto con respecto de tus propias capacidades y recursos a disposición, evitando establecer metas imposibles que sólo te lleven a la frustración.

Para formular un objetivo de la manera más adecuada necesitas saber con precisión dónde quieres llegar, y en cuánto tiempo. Establecer una fecha límite es algo necesario para darle sustancia, restándole el misticismo de "un sueño”, y poniéndolo en el papel de “una meta”. Es decir: si tu objetivo es “terminar la carrera universitaria”, necesitas establecer en qué tiempo lograrlo.

Tips para cumplir tus objetivos. Cómo plantear objetivos. Consejos para lograr tus metas y objetivos
Para cumplir un objetivo es fundamental definir la meta con especificidad, y también con realismo acorde a tus capacidades y al entorno.

© Depositphotos.com/alex_supertramp

"Una vez que hayas definido tu objetivo a alcanzar, de una manera realista y en tiempos posibles, tendrás que desglosarlo en metas más pequeñas que vayan cuantificando tu avance."

El realismo se lo darás en base a la realidad misma. En este ejemplo, si tu carrera académica tiene una duración de 5 años, un buen objetivo sería proponerte “terminar la carrera universitaria en 5 años”, o si por ejemplo también trabajas y sabes que te demorarás más de la cuenta, proponerte “terminar la carrera en 6 años como máximo”. Si tienes la posibilidad de adelantar cátedras o acelerar el tiempo, proponte “terminar la carrera universitaria en menos de 5 años – o en 4 ½ años”, pero de ninguna manera hacerlo en 2 años, Esto simplemente no es realista, ni siquiera posible pues hay cátedras correlativas y tiempos que no dependen de ti.

Cómo lograr un objetivo

Una vez que hayas definido tu objetivo a alcanzar, de una manera realista y en tiempos posibles, tendrás que desglosarlo en metas más pequeñas que vayan cuantificando tu avance y posibilitando las concatenaciones necesarias para tu recorrido hacia el objetivo.

Por ejemplo, si nunca antes has corrido y te propones “correr la maratón de 10K en julio” (que puede ser una meta alcanzable si la planteas, digamos, unos 6 o 7 meses antes), debes desglosar la agenda en metas inferiores:

  • Semana 1: correr 10 minutos por día.
  • Semana 2: correr 20 minutos por día.
  • Semana 3: correr 30-40 minutos por día

Y así, aumentando tu recorrido y aclimatando tu cuerpo para la actividad.

Claves para plantear las metas y objetivos. Consejos para definir los objetivos. Cómo plantear los objetivos y cumplirlos

Planificar la meta general y las puntuales te permitirá conocer los recursos que necesitas para alcanzar cada punto del objetivo.

© Depositphotos.com/jukai5

"Cumplir objetivos a veces no se trata de tu fuerza de voluntad o de tu esfuerzo, sino de saber plantear el punto de destino de una manera posible de alcanzar."

Nuevamente, es importante definir tus ‘metas pequeñas’ de una manera realista y acorde a tus posibilidades. Por ejemplo, si buscas bajar 10 kilos no podrías (mejor dicho: no deberías) establecer como meta “bajar 10 kilos en 1 mes”, pues esto no sería realista ni tampoco saludable, pero sí puedes proponerte “bajar 10 kilos en un año” (estableciendo, a su vez, las metas pequeñas de bajar 1 kilo por mes). Si un mes sobrepasas tu meta pequeña, entonces el siguiente estarás mejor preparado para tu avance, y puede que hasta adelantes la fecha límite de la meta total, con satisfacción y sin frustración.

Cumplir objetivos a veces no se trata de tu fuerza de voluntad o de tu esfuerzo, sino de saber plantear el punto de destino de una manera posible de alcanzar. Ten en cuenta tus capacidades, tu salud, las fechas realistas, y también los demás factores que están fuera de tu control, y que tienen un impacto en tu recorrido. Así, podrás plantear y lograr tus metas mucho más fácil de lo que piensas, tan sólo con un poco de planificación inicial.