Consejos de ahorro para estudiantes

Tips para cuidar tus gastos si eres estudiante

La vida universitaria es sensacional. Te estás configurando como persona adulta, que pronto se integrará a la sociedad laboral con todo ímpetu. Por eso, cuidar de tus finanzas siendo estudiante es fundamental, para que el ingreso al mercado laboral definitivo sea libre de preocupaciones y deudas.

El presupuesto estudiantil es tu aliado

Ya sea que recibas una mensualidad, tengas un trabajo de medio tiempo o cual fuera tu ingreso, controla siempre tus gastos de estudiante. Toma papel y lápiz, anota exactamente cuánto ganas o recibes, y cuáles son tus gastos fijos indispensables, incluyendo la cuota de educación, la compra de material y libros de consulta, el transporte, el alquiler de tu vivienda, la comida, y todo gasto inamovible. Estas son tus prioridades.

El resto del dinero puede servir para gastos generales, urgencias y para ahorrar. Aunque tengas buen sobrante, evita los gastos innecesarios, como comprar ropa en exceso o entradas para conciertos cada fin de semana. Ten siempre en mente que todo ahorro de hoy es la base de tu fortuna futura: date pequeños gustos, pero siempre ten un excedente de dinero en tu cuenta bancaria, pues nunca sabes cuándo puedes necesitarlo.

No uses tarjetas

Los bancos ofrecen tarjetas de crédito prácticamente a cualquier persona, pues su negocio está en hacer que la uses considerando los ahorros ofrecidos y la posibilidad de pagar en cuotas. El uso de las tarjetas se tergiversa en nuestra mente, que asimila el procedimiento como una compra sin billetes. Nada más lejos de la realidad: las tarjetas tienen cargos fijos que el banco cobra, la uses o no, y los pagos en cuotas pueden acumularse y te harán pagar intereses que, a la larga, pueden convertirse en grandes fuentes de gasto y deudas.

Si eres estudiante, lo mejor es utilizar dinero en efectivo o, también, tarjetas de débito con las que podrás usar sólo el dinero que ya tienes, y no el que “podrías tener” más adelante.

Derechos y beneficios de ser estudiante

Cada estado y gobierno tiene sus propias políticas respecto a los estudiantes. Haz todas las consultas y los trámites necesarios para poder aprovechar estas ventajas que tu ciudad te ofrece, como descuentos en transportes, en bibliotecas, incluso en el costo de los servicios de vivienda y en el mantenimiento de cuentas bancarias. Cada reducción en los gastos cuenta para el ahorro que buscas crear.

Las universidades también tienen sus propios sistemas de apoyo. Algunas ofrecen becas totales o parciales, mientras que otras brindan escolaridad sin costo actual, sino a pagar luego de la graduación. Ambos sistemas te permitirán acceder a educación superior más fácilmente, aunque los créditos y préstamos estudiantiles tienen intereses asociados que engrandecerán la deuda una vez terminados los estudios. ¿Lo mejor?. Estudia duramente, mantén altas tus calificaciones, y aplica para una beca estudiantil con la universidad o con empresas del rubro.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Tips para controlar tus gastos como estudiante, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social