¿Estás ahorrando para tu retiro?

Ahorrando para nuestro retiro

Según se dice, entre los 30 y los 40 años acumularás la mayor parte de tu dinero durante tu vida laboral. Y comenzando la tercera década de vida, pensar en la jubilación o en el retiro pareciera algo sumamente lejano. Sin embargo, el ahorro para la tercera edad puede comenzar desde los inicios de nuestra vida laboral, y aunque de algún modo sabemos que debemos ir ahorrando para el futuro, a veces se torna en una tarea un tanto complicada. Solemos priorizar otros gastos e inversiones, bajo la idea de que “para ahorrar ya habrá tiempo”.

Este es un buen momento para que pongas en orden tus finanzas, e incluyas una porción de ahorro para tus años dorados.

El ahorro para nuestro retiro

La teoría indica que, mes a mes, debemos guardar un 10% de nuestros ingresos para la vejez. Sin embargo, si vives en una economía un tanto ajustada, privarte de este dinero mensual podría ser complicado para tu estilo de vida.

Pues no hay inconveniente alguno: puedes comenzar con una cifra menor, aunque sea un 1% de tus ingresos mensuales. Ponlo en una caja especial (bancaria o en donde dispongas), con la meta de mantener siempre este monto. Quizás no sea un ahorro de súbito crecimiento, pero esa es la idea: ir de a poco, ahorrando quizás un poco más el mes en que nuestra economía esté más holgada.

Dónde guardar los ahorros

Abre una caja de ahorros en un banco respetable. Además de tener tu dinero bien guardado, podrás percibir un incentivo por parte de la entidad, en intereses que serán depositados en tu cuenta de acuerdo al monto que allí tengas. Así, a mayor ahorro, más intereses a favor, y más dinero en tu cuenta.

Si no confías en la estabilidad financiera de tu país y prefieres conservar tú mismo el dinero, tratándose de un ahorro especial, lo mejor es no guardarlo en una alcancía común, o en el tradicional “debajo del colchón”. Lo mejor es tener estos billetes en una caja metálica, que proteja tus ahorros de la humedad, del ingreso de insectos y pestes, y también contra incendios.

Ten la precaución extra de no guardar este dinero en casa, por razones de seguridad. Quizás puedas contar con una caja fuerte en la oficina o en algún sitio seguro, e incluso en una caja de seguridad de una entidad que preste el servicio, incluyendo aquí financieras, bancos y hasta el correo.

Otros tipos de ahorro para la vejez

No sólo el ahorro para tu retiro puede ser en forma de billetes, otra opción es hacer una inversión en la bolsa de valores, que sea de bajo riesgo, en commodities, o en alguna inversión innovadora en la que confíes, como el desarrollo de energías sustentables u otras. Consulta a tu asesor financiero por tus mejores opciones disponibles.

Recuerda que los bancos también ofrecen servicios de plazos fijos. Estos son depósitos por un monto fijo y durante determinado tiempo, en el cual no tendrás acceso. El banco podrá “usar” este dinero durante ese tiempo y, cumplido el plazo pactado, te devolverá la suma y una cantidad extra como intereses a tu favor. Es una buena manera de ganar dinero extra y, al mismo tiempo, quitar el dinero de tu alcance, privándote de gastarlo en otras compras o darle otros usos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Tips para comenzar a ahorrar para tu retiro, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social