Tipos de suelos de madera

Características de los suelos de madera

El parquet es uno de los suelos más vistosos, aunque también complicados de mantener ya que puede dañarse fácilmente si no le damos buenos tratos.
Pero no es el único tipo de suelo de madera que podemos disfrutar en nuestros hogares. Existen muchos otros, y en esta nota vamos a hacer una clasificación rápida para tener en cuenta a la hora de decidirnos por el más conveniente.

Fundamentalmente, existen tres grupos distintos que engloban a todos los suelos de madera. Estos son: la tarima, el parquet flotante y el parquet encolado. No podemos terminar el tema sin hacer mención también a las imitaciones de madera, que también pueden ser una opción a considerar.

La tarima, el suelo de madera tradicional

Este tipo de parquet se instala separado del suelo, apoyado sobre listones de madera encolados al suelo. Las tablillas suelen tener un grosor de unos 20 milímetros. Sin duda, se trata del tipo de suelo de madera más tradicional, por las formas y dibujos naturales que le confieren un mayor realismo.

Su colocación es mucho más compleja que el resto, pero cuenta con la característica de ser mucho más resistente que los demás, pudiendo llegar a durar toda la vida sin problemas.

Los materiales más utilizados en este tipo de suelo de madera son el roble, la jatova y la haya, aunque existe una gran variedad de materiales en el mercado que nos pueden interesar.

Parquet flotante, el más utilizado

Es el que más se utiliza actualmente. El material empleado, por norma general, son listones de madera de pino o listones laminados con maderas nobles. Las más comercializadas en este tipo de parquet son la haya, el roble europeo, el roble americano y el fresno.

Su colocación es sencilla y no es necesario lijar y barnizar posteriormente a su colocación, ya que viene con este tratamiento realizado en la propia fábrica de origen.

El parquet flotante se coloca en cualquier tipo de suelo, siendo soportado por una superficie de poliuretano aislante que le confiere la característica de flotante.
Su vida útil es de unos 20 años, aunque a la mitad de esta deberá realizarse un correcto pulido si queremos que dure ese tiempo.

El parquet encolado

El parquet encolado es un tipo de suelo muy utilizado en años pasados, pero que actualmente va cayendo poco a poco en uso. Está conformado por distintas tablas de madera maciza con un espesor aproximado de 15 milímetros.

Este tipo de parquet permite crear infinitos juegos de formas y colores, pero se ve muy afectado por el efecto del sol y de los líquidos, por lo que hay que cuidarlo mucho más que cualquier otro parquet.

Suelos de imitaciones de madera

Por último, podemos encontrar otra variedad de suelo que no es madera propiamente dicha, pero que la simula muy bien. Normalmente, están formados por virutas unidas mediante compuestos sintéticos.

Las ventajas de las imitaciones de madera es que no necesitan tantos cuidados y cuenta con una gran resistencia al uso y a la humedad. Por otra parte, también es más económica. La contra es que no resulta tan estética como el resto de suelo de madera, aunque en muchos casos cuesta llegar a diferenciarlos por la gran calidad de las nuevas imitaciones que se están fabricando.

Las imitaciones de madera poseen una colocación mucho más sencilla que en los demás casos, y nos permite la posibilidad de instalarlo en cocinas y baños gracias a su mayor resistencia.

Si deseas leer más artículos similares a Tipos de suelos de madera, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social