Tipos de keratina y alisados del cabello

La keratina como método para alisar el cabello

La técnica de alisado con keratina ha avanzado mucho en los últimos tiempos. Ya no es tan peligrosa, sino un recurso apto y a precio moderado al que puedes acceder para lucir un cabello lacio. Pero, ¿cuál es el tipo de alisado de keratina más conveniente?

Tipos de keratina

Hay dos tipos principales de keratina, (una proteína producida naturalmente por los organismos animales). Una de ellas es la keratina alfa, que está presente en cuernos y uñas animales en mayor cantidad, y en los cabellos y pelaje en menor medida. Es el tipo de keratina usada en los tratamientos de alisado.
Por otro lado, existe la keratina beta, la cual no se puede modificar estructuralmente con puentes de disulfuro (a diferencia de la alfa), y no adquiere dureza, aunque también puede ser usada en tratamientos capilares más suaves. Es el tipo de keratina que permite a las arañas crear sus telas, no rígidas pero muy resistentes.

Técnicas con keratina: alisado brasilero

El alisado brasilero (keratina brasileña, cepillado progresivo) es la técnica más habitual del alisado con keratina. Logra aplacar el cabello rebelde, eliminar el frizz y controlar los rizos, dando al pelo más cuerpo y peso, unificando su superficie y cerrando sus poros, para que se vea más brillante y resistente a las torsiones.

No se trata de un producto puro y único, pues su fórmula (a base de keratina, ahora sin formol ni formaldehído) puede tener hasta 15 variantes, dependiendo del tipo y condición del cabello a tratar. La técnica en sí tiene mejores resultados cuando es realizada por un estilista experimentado, y puede demorar hasta 5 horas en su ejecución, dependiendo del largo y cantidad de cabello.

Cómo aplicar la técnica de alisado brasilero

Para aplicar la técnica de alisado brasilero, se comienza con un lavado total, que elimina grasas y suciedad del cabello. Luego, se aplica el producto a base de keratina, se deja actuar mientras se seca por su cuenta, y luego se plancha o cepilla con un peine fino, repetidas veces, para aplacar y alisar el cabello. Lo mejor es usar peines y alisadores calientes (planchita), pues el calor sella la keratina en el cabello y hace que el resultado perdure por más tiempo (unos 3 a 4 meses en general), siempre y cuando se deje actuar la keratina por unos dos a tres días, es decir, que no se debe mojar ni lavar el cabello durante ese tiempo.

Técnicas con keratina: alisado japonés

Otra forma habitual del alisado de keratina es el de estilo japonés, también conocido como magic, magic recto, bio iónico y rebonding. Este tratamiento deja el pelo absolutamente lacio, muy brillante y suave, y puede ser mantenido con el uso diario o regular de la plancha para el cabello. Sigue el mismo procedimiento que el anterior, modificándose apenas su fórmula, y también aprovecha el calor del secador y de la plancha para fijar la keratina.

Si deseas leer más artículos similares a Tipos de keratina y alisados del cabello, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidados del cabello.

Esta nota te fue útil?
15 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social