Cómo Tener una Piel de Porcelana

Cómo Lograr una Piel de Porcelana

Para tener una piel de porcelana no hace falta recurrir a las peligrosas intervenciones quirúrgicas, ni a costosos tratamientos de belleza en los más afamados salones de tu ciudad. La respuesta está en este mismo momento en tu cocina: sólo necesitas saber cómo aprovechar estos ingredientes naturales, y utilizarlos para que nutran, hidraten y protejan tu piel contra numerosas amenazas, incluyendo la acción de los radicales libres que provocan el envejecimiento prematuro.

Primer paso: exfoliar

Para eliminar la suciedad, limpiar los poros y quitar las células muertas del cutis, lo primero es exfoliar. Olvídate de los productos comerciales, y apela a lo natural: el azúcar, la miel y el jugo de limón. Son agentes seguros para todo tipo de piel, ayudan a aclarar manchas y matizar el tono, y combaten microorganismos y otras amenazas.

Remedios caseros para una piel de porcelana. Cómo obtener una piel de porcelana. Recetas naturales para lograr una piel de porcelana

© Depositphotos.com/re_bekka

Imagen 1. Antes de aplicar estas mascarillas caseras, exfolia tu piel naturalmente con azúcar, miel y jugo fresco de limón.

Mezcla una cucharadita de miel natural con una cucharadita de jugo de limón, y suficiente azúcar granulada para formar una pasta liviana. Sobre el rostro ya limpio y seco, aplica esta preparación y frota suavemente en pequeños movimientos circulares. Deja actuar por unos 2 minutos, y enjuaga con agua limpia y fría. Seca sin frotar.

Otra manera de exfoliar para lograr un cutis de porcelana, especialmente si tienes piel grasa o con tendencia al acné, consiste en machacar dos píldoras de aspirina y mezclarlas con sólo un poco de agua o de jugo fresco de limón. Aplica también sobre el rostro limpio y seco en suaves movimientos circulares, deja actuar unos 5 minutos, y enjuaga con agua fría.

Recetas caseras para un cutis de porcelana

Luego de la exfoliación, el segundo paso es aplicar ingredientes naturales que te ayuden a eliminar las imperfecciones, suavizar las arrugas, y nutrir e hidratar la piel. Hay muchas recetas caseras que pueden ayudarte, pero estas dos prometen darte resultados ya desde la primera aplicación. Veamos:

Mascarilla de aguacate

El aguacate está repleto de aceites esenciales y nutrientes que son sumamente beneficiosos para el cutis. Ayuda a eliminar arrugas, nutre, da elasticidad e hidrata.

Para hacer la mascarilla, pisa un aguacate pequeño y maduro junto con una cucharadita de jugo de limón y una cucharadita de jugo de sandía. Aplica sobre la piel seca, después de exfoliar, y deja actuar 20 a 30 minutos. Luego, aclara con agua fría, y seca sin frotar. Repite una a dos veces por mes.

Piel de porcelana con agua de arroz

El arroz es conocido por sus propiedades para la belleza: posee inositol que estimula la circulación y combate las arrugas, tiene vitamina B que ayuda en la regeneración celular, y posee ácido pítico, que colabora en la limpieza y exfoliación de la piel, además de ayudar a eliminar manchas.

Para obtener agua de arroz y lograr un cutis de porcelana, pon 2 tazas de agua en un cuenco y agrega 3 cucharadas de arroz. Revuelve durante algunos minutos hasta que notes que el líquido se pone blancuzco. Filtra y reserva sólo el líquido.

Ya que los nutrientes que necesitamos se habrán trasladado al agua, simplemente toma un disco de algodón o un paño suave y humedécelo allí. Frota suavemente tu piel, logrando una capa pareja y uniforme. Deja secar al aire y no enjuagues, sino que debes aplicar una crema hidratante, o dejar como está durante toda la noche. También puedes dejarla durante el día, pues este compuesto incluso ayudará a proteger a tu piel de los efectos nocivos de los rayos del sol.

Con estas recetas caseras podrás lograr un cutis de porcelana, hidratada, nutrida y libre de arrugas e imperfecciones, ¡y usando sólo ingredientes naturales!

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Tener una Piel de Porcelana, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social