Cómo tener un macetero de hierbas en la cocina

Hiebras frescas en un macetero dentro de la cocina

Usar hierbas frescas en nuestros platillos y preparaciones les aporta un toque especial y delicioso. Pero comprar las hierbas y mantenerlas en agua no es la mejor manera de tener hojas y tallos siempre a disposición: necesitas crear tu propio macetero de hierbas y especias aromáticas en la cocina, aprovechando un espacio libre de pared que tengas cerca de alguna ventana.

Materiales necesarios

Para hacer este macetero de hierbas necesitarás listones de madera algo gruesos, digamos de 2 centímetros de espesor y unos 12 centímetros de ancho, y del largo que prefieras según la cantidad de hierbas que quieras poner.

También necesitarás un frasco de vidrio incoloro por cada tipo de hierba o especia, una abrazadera metálica por cada frasco, pegamento universal incoloro, tierra para macetas y cultivos con buenos nutrientes, y una pequeña planta de las especias que quieras usar. Puedes cultivarlas de semilla, pero usar plantas ya crecidas es una manera de optimizar tu tiempo.

Imagen 1.
Imagen 2.

Por otro lado, quizás necesites pinturas, barnices, papel de lija y pinceles, a tu gusto, y una perforadora eléctrica (taladro con mecha perforadora), cinta de papel, lápiz, y dos a tres tornillos con sus arandelas y tacos Fisher de pared por cada tabla.

Cómo hacer un macetero de especias en la cocina

Lo primero que debes determinar es la cantidad de hierbas que querrás en tu jardín. De este modo, podrás calcular tanto el tamaño de las maderas, la ubicación de cada contenedor de plantas y el lugar donde debes perforar la madera para sujetarla a la pared. Haz estas perforaciones primero, y presenta la tabla en la pared para buscar la posición correcta. Marca con el lápiz el lugar de las perforaciones, y agujera la pared en estos sitios, colocando tacos plásticos (Fisher) en cada hoyo creado.

Ahora, prepara las maderas lijándolas. A continuación, crea las perforaciones por donde harás pasar las abrazaderas metálicas, una por cada frasco, o bien crea una pequeña perforación al centro del sitio de ubicación de cada frasco, para sujetar cada abrazadera con una grampa o un clavo pequeño. Asegúrate de mejorar la sujeción colocando un poco de pegamento universal incoloro, tanto entre la abrazadera y la madera como sobre la madera, en contacto con el frasco.

Limpia los frascos de vidrio y colócalos al centro de cada abrazadera horizontal, asiéndolos con el pegamento y también con la fuerza o presión de cada abrazadera. Ya seco el pegamento, coloca en cada frasco la tierra de cultivo, y luego cada planta pequeña. Puedes etiquetar los frascos sobre el cristal, sobre la madera, o grabarlo en el vidrio si lo prefieres.

Ya puedes montar las tablas a la pared de la cocina, cerca de una ventana, para que aprovechen la luz del sol. Riega en poca cantidad para evitar la acumulación de agua en el frasco, pues no posee drenaje, y así tendrás siempre hierbas y especias frescas en tu cocina, listas para usar.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo tener un macetero de hierbas en la cocina, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
12 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social