Cómo tener un Buen Habito de Estudio

Cómo formar un hábito de estudio adecuado

El estudio es una tarea a la que debemos dedicar tiempo a diario para hacerla más liviana, aparte que los conceptos se fijan mejor estudiando gradualmente. 

Quizás te ha pasado: dedicaste toda la tarde anterior al día del examen a estudiar, y cuando te sientas frente al papel no comprendes del todo lo que se te pregunta. Es que el estudio, como cualquier proceso mental y de aprendizaje, requiere de regularidad y de un ritmo particular.

El mejor hábito es estudiar a diario

En las escuelas y Universidades hay fechas en las que se realizan los exámenes de muchas cátedras y temas diferentes. Por eso, estudiarlos a todos juntos en la misma semana sólo te llevará a la confusión entre conceptos, y a una suerte de saturación del aprendizaje. Lo mejor siempre es estudiar de a poco, por ende, el mejor hábito de estudio es dedicar al menos una hora diaria a repasar lo aprendido en esa jornada.

Luego de salir de las clases y volver a casa, dedica un tiempo al esparcimiento. Bebe un refresco, lee una revista, sal a dar un paseo. Ya con la mente relajada, toma tus libros y apuntes y vuelve a leer lo anotado, o repasa los capítulos del libro que se vieron en la clase. De este modo, podrás ir fijando los conceptos de una manera más sencilla, además de ir evacuando las dudas.

Estudiar en un buen ambiente

El ambiente de estudio tiene mucho que ver en la manera en la que aprendemos. Cuando estudies o repases lo visto en clases, procura hacerlo con la mente y el cuerpo relajados, en una habitación o sitio bien iluminado, y aislado de ruidos y distracciones.

No estudies junto a la TV o la radio, ni lo hagas en un parque lleno de gente hablando y divirtiéndose. Mejor en la biblioteca o en tu habitación. La falta de distracciones te permitirá concentrarte mejor y absorber los conceptos como una esponja.

Hacer apuntes y diagramas

Al repasar lo aprendido en el día, asegúrate de tener una hoja de papel al lado del libro. Ve haciendo diagramas, cuadros, resúmenes para fijar los contenidos. Si te es de ayuda, lee lo visto en el día anterior, para fijar los conceptos de mejor manera. Tras hacer estos apuntes, toma otro recreo, y vuelve a leer todo antes de finalizar la jornada.

Si estudias de a poco, a diario, y en un ambiente relajado y apropiado, verás que cuando llegue el turno de los exámenes el estudio será sólo un repaso, pues ya habrás incorporado todas las temáticas sin siquiera darte cuenta.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo tener un Buen Habito de Estudio, te sugerimos que visites nuestra sección Técnicas de estudio.

Esta nota te fue útil?
118 valoraciones.
El 90% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social