Cómo Tener un Buen Consejo Consultivo

¿Qué es un Consejo Consultivo?

Sin dudas, tener un buen consejo consultivo es vital para negocios exitosos. Es interesante aprender qué perfiles elegir para que los asesores que te acompañen se encuentren en la misma sintonía que tú. De esta manera, todos “remarán para el mismo lado” y podrán cumplir todo aquello que se propongan.

Entonces, el objetivo del consejo consultivo es, como su nombre lo indica, ser fuente de consultas y de asesoramiento frente a algunos temas que quizás no estamos tan al tanto. Por otra parte, tiene la meta de apoyar al proyecto y ofrecer planes estratégicos para lograr el crecimiento y el éxito.

Ventajas de tener un consejo consultivo

En algunos países del mundo, como Estados Unidos, es muy frecuente contratar o fundar un consejo consultivo. Existe una estrecha relación entre los negocios exitosos y los grupos de asesores con experiencia. En Latinoamérica y España esta tendencia es cada vez mayor, pero todavía falta dar el gran paso.

Ventajes de contar con un consejo consultivo. La importancia del consejo consultivo para el éxito de la empresa

© Depositphotos.com/bloomua

Imagen 1. Entre los requisitos para tener un buen consejo consultivo, no hay que dejar de lado la experiencia en el sector.

Es fundamental contar con un consejo consultivo para que nuestros negocios alcancen el éxito más rápido, así como también para crear y tener a disposición planes de expansión con vistas al futuro. Un asesor no sólo se dedica a reclutar empleados o talentos, ni tampoco a ofrecer sus conocimientos en finanzas o contables, sino que debe estar al tanto de lo que ocurre en la empresa y definir planes estratégicos que traigan como consecuencia un impacto superior en el mercado.

Es bueno también saber que tener un consejo consultivo no es igual a contar con un consejo de administración. En este último, se habla de cuestiones legales o burocráticas, de economía y sueldos. No hay dudas de que es algo importante, sin embargo, no es a lo que nos estamos refiriendo. El consejo consultivo no tiene la potestad de despedir personal ni de controlar una empresa, sino que es un apoyo y una ayuda para definir planes de negocios y estrategias a futuro. Pueden trabajar en la empresa o bien concertar citas las veces que lo necesites.

Características de un buen consejo consultivo

Para poder tener un buen consejo consultivo, es preciso que este grupo de personas cuenten con cierta experiencia en el sector y se trate de ejecutivos cualificados, con éxito comprobado en empresas similares, por ejemplo. Si bien esto no garantiza que todo salga bien, será más sencillo que así suceda si cumplen con las siguientes características.

1. Ofrecer compromiso a largo plazo

De nada vale tener un consejo consultivo cada año, se necesita un grupo de personas que conozcan la compañía y las novedades, que analicen lo que ha ocurrido en el pasado y que redacten un plan a futuro. Desarrollar una empresa exitosa lleva tiempo y es preciso que el personal en general esté presente en una gran parte de este periodo. Lo mejor es que la relación laboral con este consejo sea duradera, a largo plazo, con contratos extensos, aunque siempre basándose en los resultados. De esta manera, será más sencillo poner en práctica los consejos o estrategias que se indican en cada reunión o situación.

2. Tener un pensamiento creativo

Puede que sean expertos en algo puntual de los negocios, pero si no lo saben plasmar en ideas originales y eficaces, no servirá de nada tanto conocimiento teórico. Busca a aquellos que piensen más allá de lo que ven, que se comprometan a conseguir inspiración en cada lugar, que estén pendientes de lo que ocurre alrededor para dejar volar su imaginación, etc. Claro, porque tener un buen consejo consultivo no quiere decir estar sentados en una sala de reuniones todos serios, de traje y con cara de aburrimiento. Pueden conseguirse cosas realmente interesantes con asesores creativos y desestructurados.

3. Responder al instante

O lo más rápido posible a las consultas que les hacemos. Si tenemos que solucionar algo en ese momento, no nos servirá de nada que la respuesta llegue varias horas (o días) después. Los asesores que contrates deben ser activos, estar motivados, ser apasionados por lo que hacen, demostrar interés y buena voluntad. No son máquinas como para estar sentados frente al ordenador todo el día, también tienen una vida más allá de lo profesional, pero tampoco podemos aceptar que no sean serios en su trabajo.

4. Mantener una actitud positiva

Esto no significa tener una sonrisa de oreja a oreja cuando las cosas están mal, pero si saber buscar el lado bueno de las cosas. De los errores se aprende y eso también incluye al consejo consultivo. En los momentos de mayor estrés y malas noticias es cuando realmente se ven las personas con una buena actitud ante los problemas. Como se dice popularmente “aquellos que no están dispuestos a abandonar el barco” y buscan lo mejor para salir airosos. El consejo ha de ser accesible, abierto, propositivo, y apoyarte al momento de tomar decisiones importantes o cruciales para el futuro de tu negocio.

5. Ser responsables y capaces

Esto se lo podemos pedir a cualquier trabajador en nuestro negocio. En el caso puntual del consejo consultivo, no sólo depende del grupo de trabajo, sino también de ti. Establece objetivos y presta atención si tienen la habilidad para llevarlos a cabo, si se sienten comprometidos con lo que hacen, cómo toman cada decisión, etc.

Para tener un buen consejo consultivo es preciso ser cuidadoso. Un asesor excelente es aquel que participa en muchos proyectos pero tiene la capacidad para recordar o reconocer lo puntual de cada uno.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Tener un Buen Consejo Consultivo, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social