Técnica para Tener Mejores Recuerdos

Cómo Tener Mejores Recuerdos

Hay sentimientos que no podemos manejar, eso es seguro, pero sí podemos configurar nuestra mente con una técnica para tener mejores recuerdos, trayendo aquellos que evoquen buenas sensaciones en lugar de los malos registros.

A veces, cuando vivimos situaciones angustiantes con alguna persona cercana a nosotros, tendemos a almacenar en la memoria sólo el aspecto negativo. Una relación de años y años de amistad puede pasar a reducirse al recuerdo de esa pelea que dio por terminada la cercanía. Ese matrimonio de más de una década, donde seguramente se han vivido miles de momentos preciados, queda comprimida en los últimos meses de disturbios, o en esos encuentros en el juzgado, tramitando un nefasto divorcio.

Técnica para mejorar los recuerdos

Es muy fácil decir simplemente “olvida ese recuerdo”, pero lo cierto es que esa es una tamaña y difícil tarea. Por otro lado, aunque no tengas el poder de pensamiento o la fuerza de voluntad para “dejar de recordar” ese asunto, sí puedes obligarte a cambiarlo por otro más ameno.

Para aplicar esta técnica y tener mejores recuerdos, lo primero es identificar los malos momentos que quieres reemplazar. Si fuera el sabor amargo de esa última discusión con tu antigua amistad, si fuera el último adiós en el juzgado luego de firmar el divorcio, el que fuera. Anótalo en un papel, junto con el nombre y la relación que tenías con esa persona. Al hacerlo, procura identificar la unión en su mejor momento. Es decir, en lugar de escribir “mi ex pareja”, anota “mi pareja”. Así, tu cerebro estará mejor preparado para reemplazar el mal momento, concentrándose en los buenos tiempos.

Aprende cómo olvidar malas situaciones del pasado. Técnica simple para mejorar los recuerdos y olvidar el pasado. Olvida los malos recuerdos

© Depositphotos.com/monkeybusiness

Imagen 1. Crear scrapbooks o álbumes de recuerdos te ayudará a enfocarte en las memorias positivas de tu propio pasado.

Ahora, tacha el mal recuerdo escrito, y reemplázalo por dos, tres o más buenos recuerdos. Aunque sientas dolor, enojo, frustración o desilusión, procura traer a tu mente algunas buenas situaciones compartidas, una emoción positiva, algún aroma que te relacione con esa persona, y que evoque un recuerdo tranquilo y feliz, en lugar de uno penoso y agresivo.

Atrapando los mejores recuerdos

Toma una nueva hoja de papel, y esta vez escribe el nombre y la relación con esa persona, junto con una de esas imágenes que volviste a traer a tu mente. La mejor de entre las apuntadas. Lee el papel, toda la lista, unas dos o tres veces. Ponla después en un sitio bien visible, como adherida en el espejo del baño para volver a leerla cada mañana, o sujeta con un magneto al refrigerador. Hazlo hasta que, al pensar en esa persona, sea el contenido de la lista lo primero que capture tu atención.

Aunque la relación se haya enfriado, distanciado y hasta terminado de manera definitiva. Aunque te haya hecho un mal, un daño, no permitas que el pasado traiga a tu presente emociones negativas. Sólo deja ir eso tan malo que ya no puedes modificar, hagas lo que hagas. Reemplazar un mal recuerdo por uno bueno te permitirá aprender de lo vivido, y abrir tu mente y tu corazón a lo positivo que el presente tiene para convidarte.

¿Qué sucede si no hay un recuerdo bueno para traer?

Supongamos que, realmente y de corazón, no encuentras en tus recuerdos algo bueno por apuntar. Porque te niegas a hacerlo, o porque sinceramente nunca compartiste ni siquiera un momento de tranquilidad, un paseo, una risa con esa persona. ¿Qué hacer entonces?

En ese caso, también puedes aplicar esta técnica para tener mejores recuerdos. Simplemente, haz la lista con el nombre, relación y un mal momento (el principal, en este caso). Léela a conciencia, y luego táchalo, bórralo, arruga el papel y bótalo a la basura. Toma otro papel, y escribe tres buenos recuerdos de tu vida por cada uno de los malos del papel anterior. Aunque no se relacionen con esa persona: sólo hazlo. Y lee la lista, tantas veces como quieras, y por el tiempo que lo desees.

Llévala contigo a todos lados y, cada vez que sientas que piensas en eso malo, sólo toma el papel y dale un vistazo a las buenas situaciones que tu pasado te ha dejado en tu bolsa de experiencias. Así podrás tener mejores recuerdos, sólo con pensar en ellos, y gradualmente irás dejando aquella situación que te hizo mal.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Técnica para Tener Mejores Recuerdos, te sugerimos que visites nuestra sección Salud Mental.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social