Tareas de Mantenimiento del Hogar en Otoño

Cómo Preparar la Casa en Otoño

El calor disminuye y las hojas comienzan a secarse en los árboles: es tiempo de prepararnos y atender las tareas de mantenimiento del hogar en otoño, adelantándonos a la llegada del frío.

Aquí veremos una guía fácil para la atención del interior y exterior de tu casa, manteniendo un clima agradable y las áreas en perfectas condiciones, preparándola para el clima más agresivo del año.

Mantenimiento de la calefacción

El comienzo del otoño nos anuncia la inminente llegada de la estación del frío. Dependiendo de dónde vivas, el clima puede ya haber cambiado, pero aún no lo suficiente como para encender los sistemas de calefacción. Por eso, la primera tarea de mantenimiento en otoño es limpiar, revisar y hacer los servicios técnicos que sean necesarios para la caldera y los sistemas, incluyendo la purga de los radiadores o la limpieza de las estufas y calefactores. Si tienes calefacción a leños en casa, también necesitas deshollinar la chimenea y verificar su tirada, así como el buen estado de la cobertura de la salida al exterior, tanto por seguridad como también con fines de optimizar la climatización.

Cómo preparar el hogar en otoño. Mantenimiento del jardín en otoño. Tareas para mantener la casa en condiciones para el otoño

© Depositphotos.com/photographee.eu

Imagen 1. Hay tareas de mantenimiento que se hacen a lo largo del otoño, como la limpieza de canaletas y la recolección de hojas secas.

El inicio del otoño es el momento perfecto para realizar una limpieza de estación en profundidad. Además de asear, podrás deshacerte de lo roto y lo maltrecho, logrando más espacio en casa. Después, aprovecha para renovar un poco la decoración, por ejemplo, colocando cortinas dobles, e instalando marcos dobles en las ventanas para evitar el ingreso del frío. Revisa el estado de puertas, ventanas y otras aberturas, para aplicar las soluciones que sean necesarias y evitar las corrientes de aire.

También, verifica que las rejillas de ventilación estén libres y despejadas, instala o revisa los detectores de humo y de dióxido de carbono, y realiza la revisión y carga de los extintores: la estación de frío es la más propensa a estos malos acontecimientos, debido al encierro y al uso de las llamas.

Mantenimiento de la casa en otoño

Presta atención a la aislación de tu vivienda antes de que comience el frío. Revisa la aislación térmica del ático y del sótano, y de todo sitio que puedas observar. Si tienes tuberías expuestas, aprovecha esta estación para aislarlas, recubriéndolas con cintas autoadhesivas aislantes o, en cualquier caso, con plástico de burbujas en varias capas. Esto evitará que, por ejemplo, se congele el agua que llevan y se rompan, y también facilitará el uso de los servicios dentro de casa.

En el exterior, analiza el estado del techo de toda la casa, aplicando las reparaciones que fueran necesarias para que la lluvia y la nieve no provoquen humedades en la estructura. Ya que estás allí arriba, analiza también las canaletas y desagotes, y barre o quita las hojas que vayan cayendo por su ciclo natural durante el otoño (repite esta tarea de revisión y limpieza una vez por semana).

En el interior, prepara la casa para el invierno colocando alfombrillas absorbentes en el recibidor, paragüeros y colgadores para los abrigos, de modo que las suelas embarradas y mojadas no ensucien toda la casa. También, aprovecha para revertir la dirección de los ventiladores de techo, lo que será de enorme utilidad para complementar la climatización de tu hogar.

Otra tarea de mantenimiento de la casa en otoño es guardar la ropa de verano, comenzando por la que definitivamente ya no usarás hasta la próxima temporada (por ejemplo: los trajes de baño, pareos y otros), y dejando a mano las prendas de media estación.

Mantenimiento del jardín en otoño

En el exterior de casa también hay algunas tareas de mantenimiento por cumplir. Por ejemplo, debes proteger tus cultivos y plantas del frío, cubriéndolos con telas y plásticos. El césped necesita ser aireado con elementos punzantes de jardinería, y las tierras deberían ser protegidas con mantillo para evitar las fuertes heladas. Para ello, aprovecha las hojas que vayas quitando del techo o de los senderos del jardín, colocándolas sobre las tierras para protegerlas y nutrirlas paulatinamente.

El otoño es el momento ideal para recolectar las semillas de muchas variedades, y también para sembrar bulbos y mantener una bella decoración a lo largo del año. Recuerda que luego del primer gran frío debes empezar a podar las especies, conforme lo veas adecuado (cuando la planta ya no tenga la savia activa).

Antes de la llegada del frío intenso, analiza las estructuras exteriores, más expuestas a los duros cambios de clima. La pintura, los muros, los senderos y las aceras deben repararse cuando aún hay algo de calor en el ambiente, para que el hielo y la nieve no los dañen de un modo permanente a lo largo de los próximos meses.

Estas son simples tareas de mantenimiento de la casa en otoño que lo prepararán para la estación fría sin daños, sin problemas, y con mucho confort, ¡aplícalas cuanto antes!

Si deseas leer más artículos similares a Tareas de Mantenimiento del Hogar en Otoño, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social