Cómo superar un proceso de selección

Pasos para superar un proceso de selección

Es verdad que una de las tantas consecuencias de la contracción económica es la significativa reducción de la oferta laboral en casi todas las áreas de actividad. Esto hace que la postulación de candidatos a los puestos laborales disponibles sea mucho más masiva, y a su vez, altamente competitiva.

Pero el hecho de salir airosos en un proceso de selección, si bien se complejiza en épocas de crisis, requiere de una serie de técnicas y habilidades que son necesarias en cualquier situación económica.

Las etapas de un proceso de selección

Las técnicas y habilidades fundamentales que ningún candidato debe descuidar durante un proceso de selección son las siguientes:

Diseñar un buen currículum: Es la carta de presentación que debe abrir la puerta de nuestra candidatura entre cientos de postulantes. El currículo deber ser claro, pero a la vez completo, bien redactado, y llamativo en su estructuración, todo para despertar la atención de los selectores.

Ir a la entrevista con información y buena presencia: Luego de estar informados sobre el día y hora de la entrevista, es importante que conozcamos la información referida al puesto de trabajo, la filosofía y características de la empresa, y en lo posible, algunos datos sobre la trayectoria de la persona que nos entrevistará. Asimismo, resulta fundamental presentarnos con aspecto fresco y descansado, e ir vestidos formalmente.

Puntualidad y seguridad: La puntualidad nos dará el primer punto a nuestro favor. La entrevista podrá ser grupal en primera instancia, y si es así incluirá una presentación personal. Tanto en esta etapa como en la entrevista personalizada debemos evitar signos de nerviosismo, ya que estos pueden dar a entender al entrevistador que somos personas inseguras, aun no siendo así.

Participación consciente en la dinámica de grupo: Como candidatos debemos intervenir de forma concisa y objetiva. Además, estos aportes deben enriquecer las opiniones de los demás candidatos. Los argumentos u observaciones que generen debates interesantes y referidos a temas relacionados con el puesto, condiciones de trabajo, etc., serán de gran valor.

En otro sentido, jamás debemos caer en actitudes irrespetuosas, como interrumpir a candidatos, entrevistadores o moderadores. Tampoco evitar la mirada y la sonrisa hacia los demás participantes.

Valoraciones en la entrevista personalizada: Si hemos cumplido al pie de la letra todos los pasos anteriores, llegaremos a la entrevista personal con una imagen positiva del 80%, pero aún tenemos que convencer al entrevistador en esta instancia. Para esto, debemos mantener la educación, la humildad y los modales en todo momento. Es importante que no alardeemos respecto a otros puestos de trabajo y a nuestros estudios; esto no suele gustar a los entrevistadores.
Adopta una actitud distendida durante el intercambio con el selector. Una vez más, es esencial mantener la mirada cuando contestamos y escuchamos. Es un signo inequívoco de seguridad y sinceridad.

Mantener la integridad a pesar del cansancio: Superada la instancia anterior tendremos que completar el proceso que puede significar nuestro acceso a la empresa; una charla con el encargado o jefe principal. A pesar de que estaremos cansados, debemos mantener el interés, la entereza física y mental, y sobre todo, la motivación.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo superar un proceso de selección, te sugerimos que visites nuestra sección Entrevistas.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social