Cómo soportar una jornada estresante

La mejor manera de superar una jornada agobiante es tomando breves descansos, y aprovecharlos para renovar las energías. Veamos algunos consejos para que ese día largo no nos estrese demasiado.

Cómo soportar una jornada estresante

Cómo superar una jornada agobiante

¿Día complicado?, tranquilo, es importante tomarse las cosas con calma y darse un tiempo para renovar las energías en tu trabajo. Si estás en medio de una agotadora jornada y necesitas una veloz carga de energías extra, sigue estos consejos para renovar los ánimos y soportar una jornada estresante sin dejarte desanimar.

Cuando te sientes agotado y exhausto, las labores que te resten por cumplir van a parecer tediosas, eternas e interminables. Tu rendimiento va a ser menor al necesario para realizar todas las tareas, y esta falta de energías y ánimo te puede dificultar el llegar al final de la jornada con tus pendientes cumplidos.

"Aprovecha algunos instantes de la jornada agobiante para refrescar el cuerpo, y también la mente."

Ideas para soportar una jornada estresante

  • Comienza por levantarte de tu escritorio y mover un poco el cuerpo. Pon en práctica algunos breves ejercicios de estiramiento para la oficina, y en lo posible, bosteza para renovar el aire y la oxigenación sanguínea. Respira lenta y profundamente. Camina algunos pasos, para reactivar también tu circulación.
  • Bebe un vaso de agua fría, esto te reanimará instantáneamente, y te ayudará a sentirte mejor. Además, te va a ayudar también a consumir los 8 vasos de agua diarios recomendados para una correcta hidratación. También es bueno cambiar el paisaje un instante. Mira por la ventana y saca los ojos del monitor o de la pantalla un momento. Habla algunas palabras con un colega en el bebedero. Ve al sanitario y lava tus manos y tu rostro con agua fría. Hazlo dos veces si lo necesitas, y si quieres, una buena idea es también refrescar tu nuca. Esto te reanimará automáticamente. Dedica estos minutos a tu renovación: procura no conversar sobre el trabajo ni los pendientes, ni tampoco veas la televisión o la radio, al menos no los programas de noticias.
  • Aprovecha estos instantes de la jornada agobiante para refrescar el cuerpo, y también la mente. Piensa en algún buen momento, o en las buenas actividades que podrías practicar el fin de semana o esa noche, al regresar a casa. Planifica tus compras brevemente, o quizás piensa en el menú especial que vas a preparar en tu próxima reunión.
  • Finalmente, la música es quizás la mejor terapia para soportar una jornada estresante. Si puedes, y no interrumpes las labores de tus colegas, escucha alguna canción que te motive, o bien ponte a cantarla, ya sea en voz alta (sin alterar a los demás) o dentro de tu mente.
  • Con estos consejos simples tus niveles de energía van a aumentar de manera inmediata y efectiva, y vas a poder así seguir adelante con tu jornada, por más agotadora que se presente.

"Para soportar una jornada estresante, respira lenta y profundamente, camina algunos pasos, para reactivar también tu circulación."