Síntomas de Alergias

5 Síntomas Comunes de las Alergias

Conocer los síntomas de alergias te permitirá comprender cuáles son esas reacciones que nuestro cuerpo tiene a los cambios de la estación y a la composición del entorno, desde el agua que bebes, el aire que respiras, y los alimentos que consumes, entre otros. Estas señales suelen compartirse con enfermedades estacionales, confundiéndose, pero que es necesario que reconozcas para saber cuándo consultar con el médico para hallar el tratamiento más eficaz.

Las alergias son una actividad de protección natural por parte del sistema inmune que intenta combatir a un agente agresor (el alérgeno) mediante la liberación de histaminas. Si notas que tienes una o más de los siguientes síntomas, consulta con tu médico, y si ya has sido diagnosticado con alergias, toma estos puntos como los de inicio para tu tratamiento habitual:

Síntomas de alergias respiratorias. Sintomas de alergias estacionales. Síntomas de alergias en la piel. Sintomas de alergias de primavera

© Depositphotos.com/alexraths

Imagen 1. El test de alergias te ayudará a identificar las fuentes de tus reacciones, pudiendo evitarlas y conocer el tratamiento necesario.

1. Ojos llorosos

Los ojos pueden llorar, lagrimear, sentirse irritados, verse enrojecidos e inflamados y presentar picazón, en respuesta a alérgenos diversos, mayormente aéreos. El organismo produce lágrimas para intentar limpiar el cristalino y todo el globo ocular, y es un síntoma fácil de reconocer.

En casos extremos, los ojos pueden sentirse rasposos al punto de quemar, puede imposibilitarse la visión, e inflamarse las bolsas debajo de los ojos y los párpados, haciendo imposible poder abrirlo.

Tratamiento:El médico puede prescribir gotas o geles oculares, aerosoles nasales o píldoras antihistamínicas, que aliviarán tus ojos de inmediato.

2. Garganta rasposa

Ya sea por la mala calidad del aire respirado, el mal método de respiración o también por un goteo desde la nariz y hacia la garganta, ésta puede sentirse rasposa, picar, doler y hacernos carraspear a menudo. En alergias, es una señal del aumento de producción de mucosidad en respuesta a un invasor detectado.

En casos extremos, la garganta podría inflamarse y cerrarse en respuesta al agresor. En estos casos suele necesitarse una inoculación de emergencia.

Tratamiento: Puedes aliviarla haciendo gárgaras de agua tibia con sal, y el tratamiento médico también puede ayudar. Mantén tu nariz limpia y seca.

3. Irritación de la piel

Los sarpullidos e irritaciones en la piel pueden presentarse planas o abultadas, mayormente de color rojo. Son uno de los síntomas comunes de las alergias, especialmente en la zona de contacto con el agresor (el sol, una crema, hiedra ponzoñosa, etc.), pero también como reacción generalizada. Es el plasma de la sangre que se escapa de los vasos sanguíneos de la piel, y debe ser analizado por el médico en todos los casos.

En casos extremos, la piel puede descamarse, formar llagas, sangrar y quedar expuesta a infecciones. Por eso los eccemas merecen la consulta con el profesional.

Tratamiento: Normalmente desaparecen con el tratamiento antihistamínico indicado. Ciertas plantas pueden aliviar (como el Aloe Vera), siempre bajo la aprobación del médico.

4. Goteo nasal

Los mocos se forman con la intensión de apresar y eliminar a los alérgenos. Pueden provocar estornudos, tos constante, carraspeos e irritar la piel en torno a la nariz.

Sin atención, en casos extremos la mucosidad puede invadir las vías respiratorias, y la limpieza con medios de fricción (pañuelos de tela, de papel) pueden lesionar el recubrimiento de las fosas nasales.

Tratamiento: Limpia tu nariz con agua tibia, y aspira apenas agua con sal, sin que el líquido llegue a la parte posterior de la nariz. Los lavados con las ollas Nety son de gran ayuda.

5. Jaquecas

A menudo provocadas por la inflamación, otras veces por la mucosidad, las alergias se presentan mayormente en la zona posterior a los ojos, sobre los pómulos, en la frente y en muchos casos: en los dientes y encías.

En casos extremos, y al desconocerse su causa certera, las jaquecas podrían ser un síntoma independiente, no por la alergia sino por otra condición. Por eso merecen la consulta con el médico si son frecuentes, agudas, reiteradas o sin causas notables.

Tratamiento: Los antihistamínicos recetados por el médico deberían eliminar este síntoma. Las compresas de agua fría y las mascarillas de gel también alivian.

Síntomas de alergias menos conocidos

Vómitos: Más frecuente en las alergias alimenticias, y ocurren naturalmente como reflejo (no necesitas inducirlo). Pueden acompañarse de diarreas, acidez estomacal aguda, calambres estomacales y otros trastornos digestivos, y derivar en hemorragias abdominales por lesiones, o la pérdida de la flora intestinal (cuando se acompañan de diarreas).

Dolor abdominal: Algunas posibles causas son la intolerancia y alergia alimentaria, sintiéndose como una inflamación de los intestinos, del estómago, y a menudo acompañándose de diarreas profusas y náuseas, entre otras.

Fatiga: La fatiga es un síntoma poco conocido de las alergias, y se debe mayormente a la mala respiración de las mucosidades y a la inflamación ante una reacción. La fatiga no debe subestimarse, pues es síntoma de muchas condiciones y no sólo del cansancio o del estrés.

Depresión e irritabilidad: Al igual que la fatiga, la depresión y la irritabilidad son síntomas poco relacionados a las alergias, pero igual merecen su atención. De hecho, en algunos casos pueden producirse por desequilibrios hormonales y la derivación de energías hacia las ‘zonas de conflicto’. Consulta con el médico en ambos casos.

Reconoce estos síntomas comunes de alergias y consulta siempre con un médico especialista para hallar el tratamiento indicado en tu caso en particular.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Síntomas de Alergias, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social