El ahorro en la mentalidad de hombres y mujeres

La mentalidad de ahorro en hombres y mujeres

Hombres y mujeres tienen muchas similitudes, pero comparten igual cantidad de diferencias. Y la metodología de ahorros no escapa de ello.

En esta nota analizaremos algunas conductas regulares y buenos consejos sobre el ahorro para hombres y mujeres, con sus similitudes y diferencias, para optimizarla y aprender un poco más los unos de los otros.

El ahorro en la mente masculina

A un nivel cultural e histórico, se presume que los hombres eran quienes se encargaban de “llevar el pan a la mesa”. Aunque eso hoy ha cambiado, el concepto se ha impregnado en las mentes de los hombres, demarcando su mentalidad ahorrativa. Los hombres ahorran con previsión a corto plazo, ordenan sus finanzas en consideración de los gastos actuales, y suelen establecer, sólo en condiciones de prosperidad, fondos de ahorro con una meta específica.

El ahorro diario en la mente masculina se describe, más que nada, por el “hazlo tú mismo”. Compran alimentos en volúmenes, incluso carnes, para seccionarlas de mano propia. En lo que respecta a los productos de limpieza, suelen comprar sólo lo indispensable ahora, para “evitar la compra innecesaria” al corto plazo. En su mente el ahorro de cada día es reemplazado por las acciones que rindan frutos, como las inversiones en empresas y en la bolsa, y el análisis de los intereses por acciones bancarias.

El ahorro en la mente femenina

El caso de las féminas es, en reglas generales, bastante diferente al masculino. La mentalidad de ahorro de las mujeres se basa en proyecciones a más largo plazo. Las compras “2x1” es el claro ejemplo: los hombres pasan de largo en estas góndolas, mientras que las mujeres regresamos a casa sonrientes, con dos envases de limpiador para pisos, sabiendo que hemos ahorrado al largo plazo.

Sin embargo, la mente femenina suele ser un tanto más despreocupada de los asuntos futuros. Las inversiones y las acciones bancarias resultan riesgosas y lentas, sin evidenciar un ahorro efectivo, por lo que no suelen ser los recursos por parte de las féminas. También el fondo de retiro es un tema bastante poco cuidado y se encargan de mantener en casa los elementos que son y serán necesarios, sin tanta preocupación evidente por su bienestar, por ejemplo, en los años dorados.

También la capacidad organizativa de las mujeres permite este tipo de ahorro inmediato y al largo plazo y, de hecho, tiene mucho que ver con ello. Las mujeres suelen tener en entre los gastos necesarios y los superfluos con igual atención, facilitando compras anticipadas de bienes y servicios, en ahorros evidentes de un modo obvio.

Hombres y mujeres por igual

Pese a las tantas diferencias, hombres y mujeres tenemos igual capacidad de fomentar nuestros ahorros al corto, medio y largo plazo, si aplicamos algunas técnicas del sexo opuesto y nos educamos sobre las herramientas de cuidado de las finanzas que no nos son propias aún.

Una vida frugal y económicamente balanceada es la que entremezcla ambas características de ahorro de hombres y mujeres en una misma persona o núcleo, sea una familia, una sociedad o una organización.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Similitudes y diferencias entre hombres y mujeres a la hora de ahorrar, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social