Cómo servir las bebidas a la temperatura justa

Las bebidas justas, ni más frías ni más calientes

Al igual que sucede con las comidas, las bebidas han de servirse a su temperatura óptima, justa para un correcto disfrute. Servir bebidas más frías o más calientes de lo apropiado no sólo modificaría sus buenas características, sino que además, podría llegar a disgustar por completo a quien la consuma.

La temperatura del vino

Ya hemos aprendido sobre la correcta temperatura a la que se deben servir los vinos blancos, tintos y rosados: los blancos y espumantes más bien fríos, los tintos y generosos a temperaturas más bien del ambiente. Recuerda que los vinos se conservan fuera de la nevera, y refrigerados sólo para su consumo. Nunca deben enfriarse con cubos de hielo, pues su disolución aliviana y deteriora el sabor y las propiedades de estas bebidas.

Tabla de temperaturas para servir vinos:

- Los tintos maderosos, a temperatura de ambiente (16°C a 20°C)

- Los tintos jóvenes, a temperatura ambiente o apenas más fríos (mínimo de 12°C);

- Los blancos secos y abocados, fríos (11º C)

- Los blancos dulces y semidulces, bien fríos (7°C a 11°C);

- Los rosados, frescos y refrescados (entre 9°C y 12°C)

- Los espumantes, las cavas y las champañas, fríos y refrescados (máximo de 9°C).

Vinos especiales:

Los vinos generosos, espirituosos y licorosos: han de servirse refrescados, es decir, en copas refrigeradas, sólo a gusto del consumidor. Entre ellos incluimos el oporto, el jerez y el moscato, y también el vino de misa. Los vinos de procedencias orientales, particularmente chinos y japoneses, son calentados previo a su consumo. Se recomienda una temperatura óptima de 35°C a 55°C, según la madurez del vino o del licor.

Bebidas como el vermut, dulce y seco, pueden ser enfriados antes de servir, sólo si el consumidor así lo solicitara. Por su parte, el oporto blanco se disfruta menos frío, mientras que la versión de oporto tinto (rubio) es mejor apreciada a temperatura de ambiente, e incluso calentada con la palma de la mano.

Temperatura de los cocteles

Los cócteles determinan su temperatura de consumo en su receta. Es decir, si la receta indica colocar cubos de hielo en la coctelera, agitar, y colar para servir, significa que la temperatura ideal se alcanza con este tiempo de exposición al fío, ni más ni menos. Si el consumidor prefiriera la bebida más fría, se puede enfriar el vaso o la copa de servicio, y nunca agregar hielo en cubos o frappé, a menos que la receta así lo indicara.

También las bebidas no alcohólicas tienen un punto justo de temperatura, para su máximo provecho. Por ejemplo, las bebidas isotónicas (las que bebes luego de practicar deportes, para recuperar hidratantes y sales minerales) han de consumirse entre los 9°C y los 15°C.

Temperatura ideal de las infusiones

Las infusiones también tienen sus secretos. El mate argentino nunca ha de cebarse ni servirse con agua hervida, sino apenas por debajo del punto de ebullición (de 80°C a 90°C, dependiendo de la altitud y del clima de la ciudad). El café, por su parte, ha de ser preparado con el agua a unos 80°C, evitando que se quemen los granos torrados, mientras que el dependerá del tipo, variando entre 2 a 5 minutos de exposición de la hierba con el agua caliente, a una temperatura que también varia entre los 80º y 95º, según la variedad de infusión elegida.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo servir las bebidas a la temperatura justa, te sugerimos que visites nuestra sección Trucos.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 83% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social