Aprende Cómo Ser un Buen Líder

Diferencias entre Jefe y Líder

Ser jefe no te convierte en líder, ya que no son lo mismo. Es que los líderes inspiran a hacer algo, a trabajar por un bien común y a sacar el mejor provecho de las capacidades de los demás. Los jefes, simplemente mandan u ordenan qué hacer, sin que el empleado tenga derecho a "pensar". 

7 características de un Buen Líder

1. Tener un valor inquebrantable: Esto quiere decir que el líder debe conocerse personalmente a la perfección y a su vez, el área o rol que está desempeñando. Es que ningún empleado deseará ser liderado por alguien que carezca de valor o confianza, y si lo hacen es porque ellos tampoco poseen estas características. Es que la falta de estrategias se transmite y los subordinados lo detectan, tarde o temprano.

2. Contar con autodominio: Una persona que no puede dominarse a si mismo es imposible que pueda hacerlo con los demás. El autodominio es un ejemplo para otros, porque se identificarán con él y tratarán de imitarlo. Son muchos los casos en que un supuesto líder hace lo contrario a lo que dice.

3. Disponer de un profundo sentido de justicia: De lo contrario, no podrá influir en sus seguidores o ser respetado por ellos. La nobleza y el equilibrio no son sólo características de un caballero o una dama, sino también de un líder con todas las letras. No hacer que los empleados se sientan cómodos en su puesto dista mucho de ello.

4. Tener poder de decisión: Un hombre o una mujer que duden de sus decisiones estará sólo demostrando que no se encuentra seguro de sus habilidades, por lo tanto, no tiene la capacidad de dirigir con éxito. Un buen líder no pregunta a sus subordinados qué es lo que hay que hacer, salvo para escuchar sus opiniones y actuar en consecuencia.

5. Planear su trabajo y diseñar un plan: Si su accionar se basa simplemente en su intuición, a la larga no será exitoso. Un buen líder debe armar los planes y seguirlos lo más fielmente posible. Es cierto que habrá imponderables en el camino, pero allí es donde reside la capacidad de convertirte en una persona digna de emular o no.

6. Trabajar más que el resto: Esa es otra de las diferencias con el jefe. El líder al menos trabaja a la par de sus empleados, tiene buena voluntad y está al tanto de todo lo que ocurre. Si sólo se sienta en su escritorio a mandar, es porque no está siendo un líder. Siempre tienen que estar un paso adelante, pero sin olvidar todo lo que hay detrás de sus espaldas.

7. Ofrecer una personalidad agradable: Las personas que son carismáticas, amables, genuinas y amenas tienen mayor posibilidad de ser líderes. Esto se debe a que cautivan al resto con sus formas, con su manera de hablar o dirigirse al resto, con la capacidad de disuadir y explicar, etc. Es vital lograr que los empleados se sientan a gusto de tratar con alguien de estas características.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Ser un Buen Líder, te sugerimos que visites nuestra sección Desarrollo Profesional.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social