Cómo ser mamá y salir a trabajar

Trabajar y ser mamá al mismo tiempo

Si fuiste mamá hace poco, y también dentro de poco te toca volver a trabajar, te contamos un secreto: no eres la única.

Muchas mamás, y sobre todo las primerizas, sienten gran culpa y lástima por tener que salir a trabajar, y dejar a su bebé recién nacido, en manos de otras personas.

Debes saber que hoy en día, las madres que trabajan fuera de casa son la mayoría, y que gran parte de ellas trabajan hasta 8 hs por día y más. La mayoría porque necesitan el sustento económico, otras porque tienen una profesión y quieren ejercerla, otras porque encuentran placer y orgullo personal en tener un trabajo propio y fuera del hogar.

En cualquier caso, dejar un bebé recién nacido no es fácil, y menos aun cuando esto es acompañado de sentimientos de culpa y temores.

Consejos para ser mamá y poder trabajar

  • En primer lugar, ten en cuenta que tu bebé, si bien va a sentir tu falta, quien más lo va a sufrir eres tú. Los bebes son muy adaptables, sobre todo cuando son chiquitos, y podrá quedarse tranquilamente al cuidado de otro familiar o niñera.
  • Ten en cuenta que un bebé que ha sido cuidado por más personas, además de los papás, tienden a ser más sociables, menos tímidos, más confiados y extrovertidos.
  • En cuanto al tiempo que estarás con el, piensa que vale mucho la calidad de tiempo como mamá que dediques a tu bebé. Esto significa, que cuando regreses a tu casa, puedas brindarle todo tu amor tal como lo harías si no te hubieras ido. Libre de culpas, el tiempo que estés con él, utilízalo para acariciarlo, mecerlo, darle pecho, cobijarlo, cantarle, mostrarle cosas.
  • En cuanto a la cantidad de tiempo, sin duda que será menor, pero recuerda que más vale calidad en poco tiempo, que mucho tiempo sin calidad.
  • En segundo lugar, debes tomar los recaudos necesarios para que tu bebe pueda seguir tomando leche materna, no solamente cuando tú estás. Si tienes la posibilidad, regresa a tu casa en el momento del descanso del trabajo, o pide a quien lo cuida, que vaya hasta tu lugar de trabajo. De esta forma, podrás seguir amamantando con normalidad.
  • Si esto no es posible, puedes llevar a tu trabajo los elementos necesarios para extraerte leche y conservarla. De esta forma, no perderás la producción continua de leche, y tu bebé podrá seguir tomándola en tu ausencia.
  • Por último, habrá que tener en cuenta quien será el cuidador sustituto. Las opciones son varias: dejarlo a cargo del padre, abuelos, hermanos grandes o tíos, llevarlo a un jardín maternal o contratar una cuidadora a domicilio. Todos y cada uno tienen sus ventajas y desventajas. Deberás evaluar cada una de ellas para saber qué es lo que más te convendrá hacer, y lo que piensas que será mejor para tu bebé.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Cómo ser mamá y salir a trabajar, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social