Cómo Ser Emprendedor a los 50

Emprender a los 50, ¿Es posible?

Variadas pueden ser las razones por las cuales una persona decide ser emprendedor a los 50 años. Quizás se deba a que está cansado de su empleo en relación de dependencia, está pensando en su retiro dentro de 10 o 15 años, busca mantenerse activo a una edad donde las oportunidades de trabajo escasean, no quiere quedarse sin cumplir algunos sueños, tienen la necesidad de tener un nuevo ingreso, etc.

Cerca del 30% de la población tiene más de 50 años. Imagina lo que ocurriría si más personas de cinco décadas pensaran en tener su propio negocio. Quizás hasta le “quitarían” la oportunidad a los más jóvenes. La sociedad en si tiene la idea de que a cierta edad ya no se pueden realizar algunas cosas, y eso no es cierto.

Es posible ser emprendedor a los 50? Cómo ser emprendedor después de los 50 años.

© Depositphotos.com/londondeposit

Imagen 1. Para emprender después de los 50 años tienes que dar forma a una idea o proyecto, ¡y seguir adelante a pesar de los miedos!

Ser emprendedor a los 50 años no es sencillo, eso lo debes saber, pero tampoco es imposible. Tal vez las cosas cuesten un poco más que cuando tenías 25 o 30, sin embargo eso no quiere decir que no tienes la posibilidad de hacer realidad tu sueño, contribuir a la sociedad con una idea, buscar alternativas para tu retiro, conseguir un ingreso de dinero que el trabajo no te aporta, aprovechar el tiempo disponible, etc.

Tips para emprender después de los 50 

Si estás en la edad “madura” de la vida, es un buen momento para que comiences con tu propio negocio, tengas una alternativa al retiro o jubilación y hagas realidad tu sueño. No importa lo que te digan los demás, sean tus familiares o amigos o la sociedad en general. Presta atención a los siguientes tips para emprender después de los 50 años:

1. Analiza la situación financiera. La incertidumbre de no saber si se ganará dinero o no al emprender aparece a cualquier edad. En el caso de los mayores de 50, la buena noticia es que quizás hayan tenido la oportunidad de ahorrar algo de dinero. Si ese no es el caso, igualmente sabrás de qué manera aprovechar tus recursos económicos, ya que es más probable que no seas un improvisado. Analiza bien cómo están tus finanzas y de qué manera puedes invertir para tener tu propio negocio.

2. Piensa en la autonomía. Uno de los temores al emprender después de los 50 años es que muchos hombres y mujeres están acostumbrados a tener un empleo “formal” y no conocen sobre ser independientes. Hay una frase que dice “se teme a lo que no se conoce”. Por más que hayas tenido un empleo en una empresa durante 30 años, nada te impide ser tu propio jefe. Claro que tendrás que cambiar algunas cosas, pero luego te darás cuenta que ha sido un gran paso pensando en tu futuro.

3. Sortea los obstáculos. Debes saber también que deberás atravesar ciertas dificultades en tu nuevo proyecto. Pero atención, que eso le ocurre también a la gente de 20, 30 o 40 años. Está en ti saber tomar lo mejor de cada cosa que ocurre, aceptar los retos y salir airoso de las situaciones no tan positivas.

4. Aprende a divertirte. En esta etapa de tu vida seguro ya tienes nietos. Echa un vistazo a cómo es su día a día y empieza a pasarlo de maravillas. Ya has trabajado duro durante mucho tiempo, has criado a tus hijos, has construido una casa, etc. Ahora es el momento de divertirte mientras haces algo que te gusta. Y si te da dinero, mucho mejor. Trata de elegir un proyecto que te apasione y del cuál no te arrepientas. Si te dedicas a algo que te encanta, no sentirás que estás trabajando, sino que te estás divirtiendo. ¿Qué mejor manera para pasar los años que te quedan?

5. Aprovecha tu experiencia. Entre los tips para emprender después de los 50 años no debes olvidar el conocimiento que tienes. Muchos hombres y mujeres a esa edad lanzan un producto similar al que se dedicaron durante décadas en su empleo en relación de dependencia. Esa es una buena opción si te gusta, pero no es la única. Tienes la suficiente experiencia como para saber cómo se maneja un negocio o una empresa, no desperdicies esos conocimientos.

Entonces, emprender después de los 50 años es un reto, pero uno realmente maravilloso. No te prives de tener la oportunidad de ser tu propio jefe y pensar en tu retiro.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Ser Emprendedor a los 50 Años, te sugerimos que visites nuestra sección Desarrollo Profesional.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social