Cómo ser Asertivos y Cordiales en el Trabajo

Ser asertivos y cordiales, la clave del éxito

Cualquiera sea nuestro puesto de trabajo, ser proactivos y asertivos puede ser la clave del éxito. Claro, siempre y cuando recordemos también ser respetuosos y cordiales en la tarea. Después de todo, podríamos ser los mejores en nuestra labor, pero si no tenemos buena relación con nuestros jefes y pares, y si no sabemos crear un buen entorno a nuestro alrededor, lo más probable es que duremos poco en ese trabajo.

Relaciones laborales: Asertivos y proactivos

Ser asertivos en nuestro trabajo implica estar concentrados y enfocados en la tarea que estemos realizando, sin dejar de tener en mente la meta particular y la meta general del emprendimiento. Por otra parte, ser proactivos implica hacernos los conductores de nuestro accionar y motivación, y tomar tanto las riendas como la responsabilidad por nuestros actos. Ambas tareas, ser asertivo y ser proactivo, pueden conducir a altos niveles de estrés, por lo que también debemos agregar una tercera tarea a la lista: ser cordiales.

Cómo mantener la cordialidad en el trabajo

Para lograrlo, podemos tener en cuenta algunas técnicas. Por ejemplo, ser organizados en las labores particulares que realicemos. Tener claridad y organización en nuestra lista de pendientes nos permitirá pensar mejor, y desesperarnos menos. Será útil para administrar mejor el tiempo del que disponemos, así como los recursos que tenemos a la mano. Esta lista, del mismo modo, nos permitirá hacer una planificación eficiente, incluso posibilitando llevar a cabo más de una tarea por vez, siempre y cuando mantengamos los límites claros entre ellas, y sepamos dar las prioridades relevantes.

Otro punto importante para ser asertivo sin dejar de ser cordial, es ser creativos y perspicaces. Tener estas actitudes innovadoras, proactivas, y creativas, nos permitirá tener mayor astucia para ir sorteando los obstáculos que pudieran atravesarse en nuestro camino. Y esto, claro, nos facilitará un mejor humor y estado de ánimos, permitiéndonos a su vez ser cordiales con quienes nos rodean, sin que la desesperación o el estrés laboral influyan en nuestro trato hacia los demás.

Ser asertivos, proactivos y cordiales es posible

Para poder, entonces, ser asertivos, cordiales y proactivos, debemos establecer claramente el objetivo de la tarea actual (para cada tarea que tomemos), considerando en ello el objetivo general de la empresa y otras metas por cumplir, establecer las prioridades de cada accionar, determinar la mejor manera posible de cumplirlas, y ponernos en marcha optimizando el tiempo disponible, para lo cual evaluaremos las herramientas a nuestra disposición, de manera fría y específica. Tener este orden mental nos permitirá encarar cada tarea con optimismo y confianza, con menos dudas y, por ende, con menos estrés, y esto influirá no sólo en nuestro estado de ánimo, sino también influirá sobre nuestro modo de dirigirnos y de tratar a los demás.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ser Asertivos en nuestro Trabajo sin dejar de ser Cordiales, te sugerimos que visites nuestra sección Relaciones interpersonales.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 88% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social