Cómo sentarse correctamente al conducir

Los fabricantes de automóviles nos dan una serie de pautas a seguir para sentarse correctamente tras el volante, con el fin de mejorar la experiencia en la conducción y tener una mayor seguridad. Te las contamos en este artículo.

Cómo sentarse correctamente al conducir

Cómo sentarse correctamente al conducir

Cómo sentarse correctamente en el coche

La manera en la que nos sentamos detrás del volante del coche, incluyendo la postura, la comodidad y la sujeción, entre otros detalles, puede ser totalmente determinante a la hora de tener una buena experiencia de conducción y de prevenir accidentes. Hay algunos trucos a seguir para aprender a tomar una correcta postura en la conducción, y también para comprobar si lo estamos haciendo de la manera indicada.

Consejos para sentarse correctamente al conducir

  • El primer punto a revisar es la separación del asiento respecto de los pedales. Cuando tomamos nuestro lugar tras el mando del coche, debemos presionar el freno hasta su máxima capacidad, y observar nuestra pierna: debe quedar con la rodilla flexionada, no levemente, sino de forma marcada. Esto nos permitirá hacer un uso provechoso de la presión de los tres pedales, y frenar a tiempo para evitar accidentes.
  • El segundo punto es la posición del asiento, refiriéndonos al grado de inclinación del respaldar. Hay quienes lo prefieren más recto y hay quienes lo prefieren más reclinado, según su comodidad. La posición debe ser una que nos permita reposar la cabeza en la almohadilla protectora con total comodidad, y que de una buena sujeción a nuestra región lumbar, aunque lo menos reclinado posible. Esto se debe a que, ante una frenada abrupta o un choque, un respaldar demasiado reclinado haría que nuestros glúteos se desprendan del almohadón de asiento, dificultándolos la tarea de presionar los pedales e incluso permitiendo que nuestro cuerpo se desprenda de la protección del cinturón de seguridad.
  • El tercer punto, relacionado a los dos primeros, se refiere a la distancia de nuestros hombros con la rueda del volante. Una ubicación muy lejana o demasiado cercana nos impediría maniobrar con precisión. Para determinar la distancia más apropiada, los fabricantes recomiendan realizar a siguiente prueba:

    Siéntate al volante, apoya la espalda completamente (sin forzar la posición, pero con la espalda recta y los hombros hacia atrás) y lleva las manos hasta el punto superior del volante, es decir, ambas manos a las 12 en punto. En una correcta distancia, las muñecas deben quedar reposadas en el círculo del volante mientras los codos se encuentren estirados, sin dificultad.
  • Con estos sencillos consejos podremos tomar la posición más apropiada detrás del volante, lo que nos permitirá una conducción más apropiada y confortable, y también una mayor protección respecto de las medidas de seguridad que los fabricantes de automóviles consideran en su proceso de diseño y fabricación.