La dificultad de crear el hábito del ahorro en tiempos

El 'quiero todo ya' afecta al ahorro

La sociedad marca la importancia del ahora. Queremos que nuestras comunicaciones a destinos remotos sean instantáneas. Ni bien han terminado de rodar un film, sin siquiera haberlo editado, ya tenemos copias piratas rondando la web. Queremos que las cosas sucedan ya mismo, sin demoras, sin pensarlo demasiado: queremos que las celebridades se conozcan, se enamoren, se casen y se divorcien en cuestión de uno o dos meses.

Y todo esto afecta cada ámbito de nuestras vidas. Vemos la vida de un personaje, desde el nacimiento hasta la tumba y con todo lo intermedio resumido en una hora de pantalla. Y queremos que nuestra vida sea así de clara, de entendible: queremos estudiar, trabajar, hacernos millonarios y jubilarnos en cuestión de pocos años.

Esta tendencia, que bien podríamos tomar a la ligera, afecta nuestra mentalidad de ahorro y prevención. Los jóvenes de hoy, particularmente, desconocen la importancia del ahorro para los años de retiro y jubilación. Miden su sueldo mensual, determinan los gastos fijos, y gastan lo demás en el placer momentáneo: fines de semana, mobiliario, entradas a conciertos. Quizás, y con suerte, logren ahorrar un 1% a un 3% de sus ingresos mensuales, y sólo quienes son más precavidos.

¿Qué porcentaje del sueldo debe ahorrarse?

Guardar un 1% de nuestro ingreso en forma de ahorro es una decisión inteligente. Sin embargo, los expertos en finanzas nos dicen que el ahorro óptimo durante los años laborales debe ser del 10 al 15% mensual, para poder gozar de una vida placentera y de una jubilación beneficiada.

Pero a veces pensar en “privarnos” del 10% de nuestros ingresos nos impide disfrutar de ese concierto o de ese viaje. Pues aquí entramos en otro ámbito: el de la restricción y el disfrute aumentado.

Ahorro y disfrute, una combinación difícil

Vivir una vida de restricciones seguramente no es lo ideal. Nos deprime, minimiza nuestro buen humor y hasta nos deja expuestos a enfermedades que nos costarían dinero extra. Por ello no debemos privarnos del todo de aquello que nos da placer, sino que debemos hacerlo más placentero que nunca.

¿Cómo lo logramos? Pues simple: siempre valoramos más lo que no tenemos. Si nos acostumbramos a ahorrar el 10% de nuestros ingresos, nos acostumbramos a vivir con cierto dinero. Dos veces por año puedes echar mano de un monto de este ahorro, y darte el gusto en un nuevo mueble, o en un viaje de fin de semana. Si los hicieras todos los meses, pasarían a ser una costumbre que, en poco tiempo, dejarías de apreciar en su totalidad.

De igual modo, en lugar de ir a un concierto por semana, comienza a ir a uno por mes, o cada dos meses. En lugar de comprarte un nuevo pantalón por mes, hazlo cada cuatro meses. En lugar de cambiar el coche una vez por año, hazlo cada cinco años. Así disfrutarás el doble, y además tendrás una fuerte motivación para seguir ahorrando.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Secretos para poder ahorrar en tiempos de consumismo y vida acelerada, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social