Cómo se aplican los decapantes térmicos

Decapantes térmicos. Consejos para su uso.

Los decapantes térmicos actúan con calor sobre la superficie a la que deseamos quitar la pintura.

Se suele usar pistolas de aire caliente o sopletes para remover la pintura por medio de este método.

Una de las desventajas que tienen los decapantes térmicos es que el calor suele resecar bastante la madera e incluso dejar alguna marca o quemadura en la misma, sobre todo con el uso de soplete, ya que utiliza la llama par calentar la pintura y ablandarla.

En cambio, las pistolas que trabajan con aire caliente sobre la superficie a tratar y al no poseer llama son la mejor opción para aplicar decapantes térmicos ya que con estas se evita el riesgo de marcas o quemaduras sobre la misma.

En ambos casos, luego de calentar la pintura, la misma deberá ser retirada con ayuda de una espátula.

Si vamos a utilizar decapantes térmicos sobre una superficie de metal, controlar que la misma no sea tan delgada, para evitar que el calor pueda deformarla.

El decapante es un producto altamente nocivo, por lo que no olvides tomar las precauciones necesarias para no dañar tu piel, ojos y vías respiratoria. El uso de guantes, gafas protectoras y barbijo es indispensable para esta tarea.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Cómo se aplican los decapantes térmicos, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social