Cómo Sacar las Malas Energías de la Casa

Cómo Limpiar las Malas Energías del Hogar

Una visita malintencionada o una época de malas emociones pueden parecer cosas pasajeras, pero dejan tu hogar repleto de la negatividad de cada situación. Para que la luz vuelva a entrar a tu vida y tu estancia sea mucho más disfrutable, aquí te enseñamos a sacar las malas energías de la casa, con técnicas simples y aportando un poco de tus propias ondas positivas.

Las vibraciones de los ambientes

Al igual que las personas, las plantas, las mascotas y cualquier otro ser, los objetos poseen cargas vibratorias por las situaciones a las que se ven expuestas. Desde el brillo fulgente del sol hasta el mal humor de un ser humano, las cosas y los ambientes pueden cargarse de energías positivas o negativas, en correspondencia a cada escenario. Y, para conocer estas vibraciones, el Vastushastra puede ser de enorme utilidad.

Cómo limpiar las energías de la casa. Evitar las malas energías en los ambientes. Quitar las malas vibraciones del hogar. Sacar las malas energías

© Depositphotos.com/ljsphotography

Imagen 1. Las mascotas detectan la negatividad y son poderosas fuentes de energías placenteras para tu hogar.

La ciencia védica del Vastushastra, también conocida como la ciencia de los lugares, analiza las diferencias entre las frecuencias positivas y negativas que coexisten en los ambientes físicos. Según esta ciencia, cada sector posee una deidad o un centro de energías, convidándolas a los objetos, rincones y al propio aire del espacio, distinguiendo las frecuencias aflictivas (las negativas) y las frecuencias placenteras (las positivas). Así, una carga negativa de este centro puede traducirse en la creación de un ambiente negativo también: lúgubre, triste, agresivo o con otros modos de pesimismo.

Cómo sacar las malas energías de la casa

Nunca hablamos de “eliminar” energías, pues las placenteras y las aflictivas coexisten en cada rincón. Se trata de técnicas para “limpiar” las vibraciones, es decir, ahuyentar las aflictivas y atraer las placenteras, o potenciarlas en cada ambiente.

El primer paso es abrir puertas y ventanas y dejar que circule el aire. Mejor si dejas que entre la luz del sol, que “desinfecta” la negatividad y también el plano físico. Incluso si fuera de noche, invierno y en un mal clima: abre puertas y ventanas no menos de 5 minutos: esto no cambiará el clima del interior (al menos, no demasiado) y hará maravillas por las energías de cada espacio.

Al cerrar, limpia los vidrios y los espejos que haya en el ambiente, aunque se vean limpios. Hazlo usando un paño limpio y suave embebido en vinagre blanco: los espejos particularmente, pero también los cristales de las ventanas, las tapas de vidrio de mesas u otros son alojamientos para la negatividad, y con algo tan simple como repasarlos con vinagre se purifican.

Otro modo de sacar las malas energías de la casa es aportar positivismo a los ambientes lúgubres. Pon música que te haga feliz, baila, juega, habla por teléfono con una persona que te haga reír. No “te esfuerces” por cambiar las energías: esto sucederá sin que siquiera lo notes, cuando tú mismo te conviertas en el centro energético de la habitación.

Finalmente, limpia y ordena el ambiente y mantenlo así. El desorden y la suciedad son anclas que la negatividad usa para aferrarse a nuestros ambientes. No hace falta que todo quede absolutamente impecable, pero sí que no des chance de que el polvillo se acumule.

6 claves para evitar las malas vibraciones

1. Evita producir humos. Fumar, encender velas o inciensos sin intenciones purificadoras, usar estufas a gas o a leños sin dar un descanso diario y mantener los ambientes llenos de humo estanca las malas vibraciones.

2. Evita el alcohol: Las bebidas pueden ser una constante de nuestros momentos placenteros, pero también son un imán para los cuerpos sutiles que no deseas atraer a los ambientes. Si vas a tener alcohol en casa, mantén las botellas dentro de gabinetes, fuera de la vista y siembre bien cerradas.

3. Apaga los artefactos que no uses: No los dejes en pausa, stand by o con luces encendidas. Desconéctalos de la red eléctrica cuando no los estés usando, para evitar que funcionen como medio de atracción de malas vibraciones. Mejor aún: desconéctalos y cúbrelos con fundas de telas coloridas y alegres.

4. Escucha música positiva:. Es común encender la radio y dejarla como sonido de ambiente, pero sin darte cuenta quizás estés reproduciendo canciones agresivas y repletas de connotaciones negativas. Si vas a escuchar música, elige las melodías que más placer te den, o la estación de radio en la que sepas que no habrá estos sonidos.

5. Quita las decoraciones negativas: Por ejemplo, las imágenes bélicas, los animales muertos, flores secas, cuchillos, piezas con filo o con una intención violenta, elementos rotos o recuerdos que no evoquen una sonrisa en tu rostro. Deja lo que te haga feliz con sólo verlo, prestando especial atención a las fotografías. Muchas veces nos sentimos casi obligados de tener fotos de familiares que, en verdad, no son personas positivas: quita la imagen del marco y, si quieres conservarla, ponla en un álbum cerrado. Y asegúrate de lucir plantas vivas, alegres y positivas, en los ambientes de todo tu hogar.

6. Cuidado con las visitas: Evita recibir en casa a personas negativas, envidiosas, malintencionadas o con energías que no te agraden. Si es un negocio o consultorio y no pudieras evitar su ingreso, realiza simples limpiezas ni bien se retiren, abriendo puertas y ventanas para que circule el aire, entre la luz del sol, y pon algo de música o haz alguna actividad placentera.

Con estas tareas podrás limpiar las malas vibraciones del hogar con eficiencia, siempre.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Sacar las Malas Energías de la Casa, te sugerimos que visites nuestra sección Esoterismo y Espiritualidad.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social