Cómo Saber si el Bebé tiene Frío

Guía para Saber si el Bebé Tiene Frío

Saber si nuestro bebé tiene frío es algo por demás importante para cuidar de su frágil salud. Con un lenguaje aún no desarrollado, nuestros hijos no saben cómo decirnos si su temperatura corporal no es la adecuada, y queda en nuestras acciones el determinarlo para propiciar el mejor ambiente para ellos.

Aunque cada persona es diferente y tiene sus propias señales, algunas son características y vale la pena explorarlas para que te bebé esté sano y feliz.

Cómo saber si el bebé tiene frío: Las extremidades

Muchos recomiendan tocar las manos y los pies del bebé para saber si tiene frío o calor, a partir de la temperatura de sus deditos, palmas y plantas. A pesar de que este es un indicador bastante popular, lo cierto es que no es definitivo. Como sucede con cualquier persona, los bebés pueden tener una cierta tendencia a que sus manos y pies sean más fríos o más calientes que sus cuerpos. De cualquier modo, vale la pena analizar esta temperatura, acompañando la acción con otra.

Cómo saber si el bebé tiene frío: Nariz y nuca

Otro medio bastante popular para saber si el bebé tiene frío es la de tocar su nuca y su nariz. Estas zonas son buenos reflejos de la temperatura en casi cualquier persona: si tenemos frío, la punta de nuestra nariz (donde hay cartílago y no hueso) se enfría notoriamente. Si tenemos calor, nuestra nuca se siente caliente, así como la parte superior de la espalda.

Cómo saber si el bebé tiene frío: La ropa

La regla de oro de los bebés es que tengan una prenda más que la mamá. Si mamá tiene una musculosa, el bebé necesita una remera más gruesa, con algo de mangas. Si mamá tiene una playera, el bebé necesita mangas largas. Siempre viste a tu pequeño o pequeña con prendas de algodón, que faciliten el sudor y su absorción (nada de sintéticos), de buena calidad, suaves y sin botones, costuras o elementos que puedan desprenderse, por seguridad.

Prueba definitiva para saber si tiene frío

Si piensas que tu bebé tiene frío, pero no sabes determinarlo adecuadamente, haz esto: envuélvelo de manera liviana (es decir, sin apretar sino arropándolo en torno al cuerpo) con una manta delgada, no demasiado calurosa. Si tu bebé siente calor, intentará quitársela moviendo sus brazos. Si se queda allí plácidamente, es que este es el abrigo adecuado.

Recuerda: si el bebé está a gusto con su alimentación, higiene y temperatura, estará en calma, con pocos y suaves movimientos y sin llantos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Saber si el Bebé tiene Frío, te sugerimos que visites nuestra sección Embarazo y maternidad.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social