Cómo saber cuál es mi tipo de piel

La importancia de conocer tu tipo de piel

Es necesario conocer cuál es nuestro tipo de piel por varias razones. Básicamente, porque necesitas saber qué productos usar si quieres comprar una crema o un tratamiento de belleza. Lo mismo para el maquillaje o la base, el protector solar, etc.

Para que tu piel se vea muy bonita, debes aplicar los artículos acordes a su condición, así lucirás mucho mejor, natural, joven y hermosa.

Cuando vayas a una perfumería o a una clase de cuidado de la piel, te preguntarás si tienes grasa, seca, normal, mixta o sensible. Seguro te preguntarás ¿por qué?. Porque en la actualidad, afortunadamente, tenemos a disposición un tratamiento para cada tipo de piel. Esto será de mucha ayuda en el futuro, ya que tu rostro y todo el cuerpo se verá mucho mejor. En muchos casos, usar una crema no apropiada se traduce en menos efectividad en el tratamiento y cambios en la composición. Por ejemplo, si tienes la piel seca y usas una crema para pieles grasas, la secarás todavía más y viceversa. Por ello, presta mucha atención al tipo de piel que posees.

Características de cada tipo de piel

Para poder determinar qué tipo de piel es el que se adapta a tus características, es preciso que primero conozcas los aspectos destacados de cada uno:

  • Piel normal: Está siempre hidratada, no presenta brillos y es tersa en cualquier momento del día y del año. Los poros están bastante cerrados y su textura es regular. Parece ser la piel perfecta, la que todas buscamos tener. Pero atención, porque también requiere muchos cuidados para mantenerla en esas condiciones.
  • Piel seca: Está deshidratada, le falta humedad, sus poros son pequeños o están muy cerrados. Produce la aparición de arrugas antes de tiempo. Carece de brillo, es opaca y parece "rasposa". No tiene puntos negros ni acné, pero lo malo es que se presenta como "apagada" y tirante.
  • Piel grasa: Tiene los poros muy abiertos, es bastante brillosa, suele tener espinillos, puntos negros y escamaciones. Es de textura irregular y pareciera que siempre está "mojada". Al tacto es grasosa, como con aceite.
  • Piel mixta: Es la que cambia según la zona del rostro. Mayormente es seca en las mejillas pero en la zona de la frente y nariz (conocida como "T") es grasa, al igual que en la barbilla. Es una de las más frecuentes o puede cambiar según las hormonas, por ejemplo cuando la mujer está embarazada o en su período menstrual.
  • Piel sensible: Presenta partes enrojecidas, le hace mal el sol, tiene capilares rotos, zonas irritadas, sufre de sarpullidos frecuentes. Es el tipo de piel que más cuidados necesita y sin dudas, usar productos acordes, porque de lo contrario se daña, produce manchas, erupción, ardor, quemaduras, etc.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Gracias por leer Cómo saber cuál es mi tipo de piel, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social