Cómo revitalizar los pisos de madera en el otoño

Cuidar pisos de madera en otoño

Cuando se aproxima la llegada del otoño, aparece la necesidad de preparar la casa, anticipándonos al cambio hacia el clima frío. Y los pisos de madera son elementos a los que no debemos dejar de prestar la atención que merecen, y que requieren, para este brusco cambio de temperatura.

Los pisos de madera, ya sean de diferentes tipos de parquet, con o sin cobertor y plastificado, o de alguna otra madera y terminación, necesitan un mantenimiento anual como mínimo, para asegurar su duración y buen estado.

Tratamiento anual de pisos de madera

Maderas sin tratar. En pisos de maderas sin tratar debemos saber elegir el producto más adecuado. Debe hidratar de forma conveniente las fibras de la madera, protegiéndolas y haciéndolas lucir estupendas. Las ceras líquidas son una gran elección para revitalizarlas, como así también las ceras en pasta. Las aplicaremos a temperatura de ambiente y frotaremos la madera, para luego hacer un pulido o lustrado.

La mejor manera de aplicar la cera es haciéndolo sobre el trapo aplicador, y de allí al piso, para evitar que el producto deje manchas en un punto específico de la superficie. También recuerda retirar el resto de cera vieja cada tres o cuatro meses. Una buena manera de tenerlo presente, es hacerlo en el cambio de cada estación. De este modo, preparamos el piso para la aplicación de la nueva cera.

Madera tratada o plastificada. Para revitalizar pisos de madera tratada o plastificada, bastará con hacer una limpieza diaria, sencilla. Luego, podemos usar, al menos una vez por semana, limpiadores específicos para este tipo de pisos, que los dejan con buen brillo, y protegen la superficie cobertora para resguardar la madera. Estos productos se aplican diluidos en agua, con la ayuda de un mop (o mopa) o de un secador y trapo de pisos. También en el mercado puedes encontrar variantes de ceras líquidas para pisos plastificados que rellenan los rayones, previniendo futuros daños en la madera del piso.

La higiene diaria es la mejor manera de proteger los pisos de madera. Aunque el plastificado las protege, las maderas siempre son susceptibles a la humedad y a los cambios de temperatura. Procura que no haya demasiada humedad de ambientes. Si hay algún caño roto en tu hogar, repáralo de inmediato, y protege también contra los cambios bruscos de temperatura, calefaccionando o refrigerando la casa de a poco, nunca de golpe.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo revitalizar los pisos de madera en el otoño, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social