Aprovechar viejos focos en elementos funcionales

A la hora de ahorrar en el hogar, el cielo es el límite para nuestros emprendimientos. Cada pequeña cosa que hagamos, será beneficial. Además, podremos reutilizar elementos en desuso, lo que nos permitirá evitar incurrir en gastos, y también colaborar con nuestra protección del medio ambiente.

Los focos o bombillos de luz son elementos que ya, prácticamente, han quedado en la historia de nuestras sociedades. La llegada de los bombillos de bajo consumo fueron un verdadero regalo tecnológico, ya que con ellos procuramos una mejor iluminación, a una fracción del costo. Así, los viejos bombillos redondos quedaron olvidados en el sótano… hasta hoy, que les daremos nuevo uso, como elementos funcionales.

Pomos para puertas con bombillos de luz

Para dar nuevo uso a los bombillos de luz podemos transformarlos, con algunos retoques, en elementos funcionales. Por ejemplo, convertirlos en pomos para puertas. Aunque carecerán del sistema de pestillo, estos pomos serán ideales para puertas sin cierres de trabas, como en alacenas, armarios y roperos, sitios de guarda de herramientas y otros.

Para convertirlos en pomos sólo bastará desarmarlos y rellenarlos con un material resistente y sólido, que impedirá la ruptura del cristal mediante el uso. Puede tratarse de cemento de secado rápido o también de yeso. Hay tipos de yeso especiales para artesanías, como el yeso París. Este será ideal para lograr efectos decorativos, pintando primero el interior del bombillo con laca vitral, y luego rellenando con yeso, cemento o masillas.

Focos de luz como divisores de espacios

También podemos utilizar los viejos bombillos o focos de luz para crear divisores de espacios llamativos, que propiciarán también un ahorro en materiales y recursos de calefacción. Podemos, por ejemplo, apilar focos o bombillos rellenos con agua destilada(o también vacíos) para crear una pantalla, que colocaremos frente a un ventanal orientado hacia el oeste. Así, estos bombillos atraparán el calor solar del mediodía y la tarde, y evitarán una fuga de calefacción por la abertura en el horario nocturno.

Maceteros para flores con bombillas

Una tercera manera de reutilizar los bombillos es transformarlos en elementos decorativos, como pequeños maceteros para flores sueltas, borlas para decorar el pino navideño (rellenando cada bombillo con papeles metalizados, forrándolos o pintándolos con lacas vitrales), e incluso creando bolas de nieve (rociándolos con barniz y espolvoreándolos luego con almidón de maíz o talco) que utilizaremos para contener las luces del árbol navideño. Así reutilizaremos recursos y evitaremos incurrir en grandes gastos, creando una decoración atractiva y sumamente especial cada año.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo reutilizar viejos focos o bombillos de luz para hacer nuevos objetos, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social