Cómo reutilizar viejas puertas

Una puerta vieja que esté un tanto deteriorada puede servirnos para realizar nuevos objetos, como mesas, muebles de arrime, cómodas, estantes y muchos más.

Cómo reutilizar viejas puertas

Cómo reutilizar viejas puertas

Transformar viejas puertas

El marinero de tierra, Pablo Neruda, pasaba interminables horas apreciando el mar. Cuando un día vio llegar, flotando, lo que consideró un regalo: era una vieja puerta de madera que flotaba en el agua... y que luego se convertiría en nada menos que la mesa de trabajo de uno de los más influyentes y notables escritores y poetas del siglo XX.

Ideas para reutilizar viejas puertas

Con igual ingenio, astucia y conciencia de reutilización, tú puedes transformar viejas puertas en desuso, quizás hasta un tanto deterioradas, en muebles funcionales o en detalles decorativos por excelencia. Ya sea para decorar o para revestir con puertas un viejo armario, o montarlas de la pared simulando una abertura, o hacer que el espacio se perciba como menos cerrado o hasta más amplio, las viejas puertas también servirán para darle un toque original a nuestro hogar.

Esas viejas puertas en desuso también podrán convertirse en mesas, mesas ratonas, muebles de arrime, cómodas, estantes, modulares y hasta en divisores de espacios para lofts y monoambientes. Sólo hay que analizar la estructura, el material y, claro, las posibilidades que la puerta presenta, para darle a esa vieja estructura de madera una nueva vida.

Cómo reutilizar viejas puertas
Cómo reutilizar viejas puertas

© Depositphotos.com/Quasarphoto

"Esas viejas puertas en desuso también podrán convertirse en mesas, mesas ratonas, muebles de arrime, cómodas, estantes, modulares y hasta en divisores de espacios para lofts y monoambientes."

Pasos para volver a darle uso a una vieja puerta

Lo primero es reacondicionar la puerta de la mejor manera posible, según el nuevo uso que le daremos. Si la pieza posee roturas y demás, y sólo vamos a usar un sector, cortaremos (obteniendo la forma del uso final, en especial si se trata de estanterías que sigan las formas de una pared) y reacondicionaremos la parte útil, lijándola para quitarle suciedades, pinturas decapadas y asperezas.

Si la pieza tuviera marcas y pequeños daños, no intentes repararlos a menos que fuera de absoluta necesidad. Estos pequeños daños le aportan a la madera una historia y una personalidad única, que pueden servirte a la hora de crear una decoración de estilo rústico y antiguo.

Luego de la limpieza y el reacondicionamiento, le das la terminación adecuada mediante barnices, pinturas, productos protectores y, claro, elementos decorativos que le den el toque final.

Imagen: 1

Para darle un aspecto único a esta vieja puerta, puedes colocarle herrajes y detalles decorativos, para que la pieza se perciba como puerta con nuevo uso, en lugar de "madera".

Para darle un aspecto único a esta vieja puerta, puedes colocarle herrajes y detalles decorativos, para que la pieza se perciba como puerta con nuevo uso, en lugar de "madera". Colócale herrajes, picaportes y hasta cerrojos de hierro antiguo, para un espléndido look en una mesa de café, o ponle mirillas y enrejados pequeños para un biombo divisorio espléndido.