Ideas para Reutilizar las Toallas Viejas

Ideas para Aprovechar las Toallas Viejas

Las toallas van perdiendo su encanto conforme las usas a lo largo del tiempo. El lavado mecánico, el secado con aire caliente y el mismo roce por el uso las van dejando un tanto más ásperas de lo deseado, y pensamos en botarlas. Lo mismo ocurre con esas toallas en buen estado que han sufrido de alguna mancha irrecuperable, algún rajón o rotura.

Pero en manos creativas nada se desperdicia. Hoy veremos tres ideas para reutilizar esas viejas toallas, convirtiéndolas en elementos de uso diario, por demás útiles y prácticos.

Alfombras de baño con toallas viejas

Aunque estén viejas y algo ásperas, las toallas son muy absorbentes, resistentes, mullidas y cálidas. Se trata de materiales ideales para hacer una singular alfombra, que uses para la salida de la ducha en el cuarto de baño.

Aunque simplemente podrías colocar la toalla vieja sobre el piso, aislando el frío y evitando resbalones, vamos a crear una alfombra bien mullida y atractiva con toallas en desuso.

Comienza por cortar la vieja toalla en tiras de entre 1,5 y 2 cm de ancho, y luego divide estas tiras en largos de unos 10 cm.

Sobre una malla plástica (o rejillas plásticas, como las que a veces encuentras en las bandejas de fiambres cortados en fetas), comienza a anudar estas tiras. Hazlas pasar por debajo de una de las varas del enrejado, y haz un nudo doble por arriba. Cuando hayas completado la superficie tendrás una alfombra mullida hecha con esa vieja toalla, mucho más aislante, y antideslizante también.

Un práctico bolsillero con toallas viejas

Si tienes una toalla decorada o que tenga alguna rajadura, la puedes reutilizar casi por completo en un práctico y útil bolsillero para colocar en el cuarto de baño. Allí dejaremos siempre a mano los elementos de manicuría, el algodón, incluso peines y cepillos del cabello.

Comienza por reparar la rotura de la toalla, colocando un trozo de tela liviana mayor al tamaño del rajón, y cosiendo alrededor para evitar que la toalla siga rajándose. Luego, recórtala del tamaño del bolsillero, y dóblala, dejando el doblez por debajo y la zona reparada por detrás.

Cose los contornos, y en líneas rectas las divisiones que quieras colocar. Luego, puedes poner una cinta o un elástico en la abertura superior, para que el bolsillero se cierre solo, o alguna cinta al bies o pasamanería para darle un detalle de terminación más decorativo. Complementa con una cinta, para colgarla de algún gancho adherido a la pared. Para un bolsillero más plano, coloca una vara plástica o de madera por detrás del borde superior.

Toallas en desuso para la limpieza

Las toallas son ideales para secar diversas superficies, libres de pelusas y rayas. Para reutilizar tozos de toallas viejas, por ejemplo, puedes crear un cobertor para la mopa, el lampazo y el trapeador, que te ayudará a secar el piso luego de limpiarlo.

Recorta un tozo de toalla que sea del doble de largo del trapeador, pon el elemento al centro de la toalla, y envuélvelo. Marca con alfileres, retira, y cose velcro (abrojo) o bien botones, para fijar la toalla al limpiador y poder usarlo así sin que se mueva o se desprenda.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Reutilizar las Toallas Viejas, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
12 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social