Cómo Reparar Sartenes de Hierro Fundido

Cómo Restaurar Sartenes y Ollas de Hierro

Aprende algunas simples técnicas para reparar sartenes de hierro fundido fácilmente, para aprovechar los enormes beneficios de estas piezas añosas y tan eficientes para cocinar a altas temperaturas, o también para lucir como parte de la decoración de tu hogar.

Elementos necesarios

Toma los elementos de hierro que quieras recuperar, esos que se han oxidado, que parecen haberse descascarado y arruinado para siempre: su estructura está en perfecto estado, es sólo su aspecto externo lo que hace imposible usarlas.

Prepara un recipiente apto de ser mojado y lo suficientemente grande como para sumergir la sartén o la olla por completo, como una palangana, una cubeta o lo que sea, de plástico preferentemente.

Para recuperar sartenes y ollas de hierro fundido, también necesitarás:

- Agua
- Vinagre de alcohol o vinagre blanco destilado
- Detergente para lavar vajilla líquido
- Aceite de cacahuate (maní)
- Un paño resistente o papel absorbente de cocina
- Estropajo, esponja firme o lana de acero, para frotar
- Manoplas, agarraderas o guantes de alta temperatura (los que usas en la cocina, con dos en cada mano si fuera necesario)
- Papel aluminio

Pasos para restaurar sartenes de hierro fundido. Cómo volver a usar ollas de hierro fundido. Recuperar ollas y sartenes de hierro fundido

© Depositphotos.com/annahoychuk

Imagen 1. El aceite de cacahuate crea una superficie antiadherente que hará que sea más fácil (y más sano) cocinar en sartenes de hierro fundido

Pasos para reparar utensilios de hierro fundido

1. Coloca una capa completa de papel aluminio en el piso del horno, para que recolecte la suciedad, y enciende a temperatura caliente (unos 220°C o 425°F). Si tu artefacto tiene función de limpieza, actívala para que funcione en un ciclo completo de unas 3 a 4 horas, sino sólo calienta el horno y corrobora el estado de las piezas una vez por hora.

2. Coloca las sartenes y ollas de hierro sobre la rejilla, ubicando hacia abajo la parte de cocción (boca abajo). Deja en el horno, revisando una vez por hora, con las ventanas abiertas y la casa ventilada: esto aflojará la suciedad de años, y es probable que provoque malos aromas.

3. Pasado el ciclo completo de limpieza del horno (o 3 a 4 horas a alta temperatura) apágalo y deja que las sartenes se enfríen allí dentro. Retíralas para trabajar, y retira también con cuidado el papel de aluminio con la suciedad que se haya desprendido.

4. Prepara la cubeta con agua y vinagre en partes iguales, a lo que agregarás una cucharada de detergente líquido. Revuelve para mezclar bien, y sumerge allí las sartenes de hierro, una vez que se hayan enfriado lo suficiente, y déjalas en remojo por 3 a 4 horas, más si prefieres (puedes dejarlas toda la noche).

5. Pasado el tiempo, retira las piezas, enjuaga o aclara con agua templada, y frota con un trapo o género firme, el estropajo, una esponja firme o la lana de acero, conforme sea necesario. Finaliza enjuagando y secando con toallas de papel absorbente.

6. Devuélvele a tus sartenes y ollas la capa “antiadherente” natural, vertiendo dentro y fuera de ellas un poco de aceite de cacahuate, frotando con un paño firme para permitir que se distribuya a la perfección por toda la superficie, dejándolo bien humectado.

7. Por último, vuelve a colocar las sartenes y ollas humectadas con el aceite en el horno, boca abajo, y “cocina” a 180°C o 350°F por una hora, para abrir los poros del hierro y permitir que se absorba el aceite.

Con estos 7 pasos fáciles podrás recuperar sartenes de hierro fundido fácilmente, para cocinar o para lucirlas en la decoración de tu hogar.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Reparar Sartenes de Hierro Fundido, te sugerimos que visites nuestra sección Utensilios.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social