Cómo reparar elementos de caucho

Cómo trabajar y reparar el caucho

En todo hogar hay un sinfín de elementos decorativos y funcionales. Entre los elementos más utilizados, el caucho puede ser el rey de la decoración moderna y vanguardista, presente en elementos, mobiliario y en rincones especiales de casa. Pero su uso constante lo pone en riesgo a todo momento, pues es sensible al roce y a las altas temperaturas.

Hoy aprenderemos una manera fácil de reparar los objetos de caucho, y conoceremos el mejor modo de trabajar con este material tan versátil.

Cómo trabajar con caucho

Ya sea para encarar un proyecto de reparación o para crear nuevos elementos, la manera correcta de trabajar con caucho será la clave del éxito. En primer lugar, debe mantenerse en un sitio con un cierto nivel de humedad, pues la sequía extrema y prolongada lo altera. Además, el caucho debe estar a temperatura de ambiente para ser más maleable y trabajarse mejor.

Cómo cortar el caucho: Usa tijeras de buen filo o cuchillos de precisión (cúter), siempre que sus hojas estén bien afiladas. Para evitar que los cortantes se resbalen, y para asegurar un corte prolijo y certero, humecta antes las hojas de las tijeras o del cúter en una solución de sosa (soda cáustica rebajada, puedes adquirirla en droguerías).

Cómo crear perforaciones en el caucho: La mejor manera es utilizar cortantes de gastronomía, que son firmes y afilados. Puedes quitarle los extremos a distintas latas y afilar sus contornos para crear las perforaciones. Antes de utilizar, humecta las zonas de corte con agua jabonosa y colócalo en el sitio, primero presionando y luego haciéndolo girar con una presión uniforme. Así, perforarás la base y conservarás el bocado, sin dañarlo.

Cómo reparar el caucho

Para reparar elementos de caucho haremos una solución en un frasco de vidrio de cierre hermético, limpio y seco. Allí colocaremos los siguientes ingredientes:

  • Algunos trozos de caucho viejo (pueden ser de la cámara de un rodado de moto o bicicleta)
  • Un disolvente líquido, hasta cubrir en altura el caucho (puede ser sulfuro de carbono, combustible (nafta), trementina, benzol o bencina)
  • Un 5% de alcohol común o de aceite de eucalipto, a tu elección.

Agita con cuidado para emulsionar los dos tipos de líquidos, asegurándote de cubrir el caucho en altura, y luego deja reposar, removiendo cuatro a cinco veces por día, hasta que el caucho se disuelva y produzca una sustancia viscosa. Con ésta puedes pincelar o rellenar las zonas rajadas, agrietadas o maltrechas de tus elementos de caucho, dejando una superficie pareja al hacerlo.

En el caso de rajones o roturas, limpia ambas zonas y coloca la pasta viscosa creada, para luego unir con presión, usando cintas adhesivas y mantener así por algunos días. Cuando el disolvente se haya evaporado por completo (lo notarás en su humedad y en el aroma de la zona reparada) podrás retirar las cintas y disfrutar de tus elementos de caucho perfectamente restaurados.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo reparar elementos de caucho, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social