Cómo renovar un muro de piedra

Paredes de piedra como nuevas

Mediante esta sección, aprenderemos las formas más económicas y sencillas para poder reparar o realizar pequeños trabajos sobre muros de pierda (desde arreglar una fachada, a poner un dintel, pasando por la realización de diversas estructuras como barbacoas, cobertizos, etc.)

Hoy vamos a tratar de arreglar esas paredes de piedra natural que se han ido degradando con el paso del tiempo.

Cómo reparar un muro de piedra

En ocasiones nos encontramos con muros excesivamente desgastados por los agentes climatológicos, humedades, etc. En estos casos, la pared se desprende incluso con tan sólo pasar la mano por encima. Para solucionar este problema, conviene un saneamiento en profundidad, y para ello, seguiremos los siguientes puntos:

- Sanear los puntos en los que la pared se encuentre deteriorada. Ayudándonos de cepillos de alambre, maceta y escarpa. Conviene rascar todas las juntas entre las piedras, incluso aunque estén en buenas condiciones, para rellenarlas posteriormente y que se note menor diferencia entre lo que arreglamos y lo que se encuentra en buen estado.
- Lavamos la pared con agua y frotando con el cepillo, hasta conseguir que desaparezcan todas las zonas susceptibles de desprenderse.
- Preparamos el mortero en la carretilla con una mezcla aproximada de 3 o 4 unidades de arena por cada unidad de cemento y agua, hasta dar con una mezcla homogénea.
- Humedecemos la zona a trabajar y rellenamos los huecos con mortero y piedras lo más similares posible a las de la fachada. Vamos incrustando las piedras de forma que queden prolijas, sin olvidar rellenar todas las juntas. Una vez finalizado, pasamos una esponja o un trozo de corcho humedecidos para dar uniformidad.
- Cuando seque la pared, procedemos a eliminar las manchas de mortero con un desincrustante.

Cómo pintar un muro de piedra

Si queremos renovar la apariencia de nuestras paredes o muros, podemos optar por pintarlos. El mejor sistema a seguir para pintar este tipo de paredes es el siguiente:

-  En primer lugar tenemos que sanear. Para ello, la lavaremos con agua y un cepillo de alambre, insistiendo en las zonas que la piedra se encuentre más deteriorada. En el caso de paredes muy rotas, proceder como explicamos en el caso anterior. Una vez libre de todo desperfecto, repetimos el proceso, pero esta vez utilizando un cepillo suave, para eliminar restos de polvo y suciedad.
-  Dejamos secar (generalmente, unas 24 horas)
- Ya seca, procederemos a dar dos manos de imprimación para asegurarnos un perfecto agarre de la pintura. Es muy importante esperar a que seque la primera capa de imprimación antes de dar la segunda.
- Una vez ha secado la segunda capa de imprimación, procedemos a aplicar la pintura con rodillo o pistola. Los poros que queden podemos rellenarlos con una paletina, al igual que las juntas en caso de querer colorearlas de distintos tonos. Con dos o tres manos debe ser suficiente.

Gracias por leer Cómo renovar un muro de piedra, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social