Renueva Energías con Técnicas de Respiración

Respiración Guiada para Renovar Energías

En notas anteriores aprendimos sobre las técnicas de respiración abdominal, costal y clavicular, que son técnicas utilizadas en la práctica del Yoga, en busca de la relajación del cuerpo y de la mente. Hoy aprenderemos una técnica de respiración que, contrariamente a las mencionadas, busca energizar y vigorizar nuestro cuerpo, recuperando el ímpetu y preparándonos para la batalla del día a día.

Al inhalar llevamos aire a los pulmones, donde éste es "procesado", obteniendo de él diversos gases, siendo el oxígeno el principal. Este oxígeno, sintetizado y transportado por el torrente sanguíneo, alcanza luego a cada órgano, a cada célula de nuestro cuerpo. Es el oxígeno lo que da la energía para que estas células se pongan en movimiento, es el combustible que las hace funcionar.

De esta manera, así como comer ciertos alimentos nos aporta los nutrientes necesarios, el aire y la respiración dan la energía para encender los motores. Y nada como una buena técnica de aporte energético del organismo, como ésta de respiración que aprenderemos a continuación.

Técnica de respiración para recargar energías

Para recargar energías con esta técnica de respiración, comienza por liberar tu mente de pensamientos, en especial de los negativos, llevándola hacia la máxima calma posible, para poder así concentrarte en esta técnica. Siéntate en un asiento confortable, de preferencia con apoyabrazos para reposar allí tus brazos. Si la silla no posee este aditamento, reposa sobre las rodillas. Endereza tu espalda, sin forzarla, y relaja los hombros. Ahora, cierra los ojos y comienza con la técnica.

El siguiente paso es sonreír. Sonreír activa los músculos del rostro, y además lleva a tu mente a una mejor predisposición. No es necesario que asomes toda tu dentadura: bastará con una simple sonrisa a labios cerrados, para relajar así tu mente y tu cuerpo en conjunto.

Aún sonriendo o en estado de reposo del rostro, lleva la punta de tu lengua hacia el centro del paladar. Relaja tu cuerpo mientras permaneces en esa posición, en especial los hombros y la zona del abdomen. Ahora, comienza con una técnica de respiración abdominal, llevando el aire inhalado, lentamente, hasta la zona inferior de tu abdomen.

No debes forzar el movimiento: al llevar el aire hacia la zona inferior de tus pulmones, tu diafragma se movilizará y tu vientre se inflará naturalmente. Al exhalar lentamente, tu abdomen retornará a su posición normal.

Respira profundamente, tanto como puedas. Hazlo lentamente, aunque no tan lentamente como lo harías en la técnica de relajación mediante respiración abdominal. Debes inhalar en una acción certera, rítmica, llenando tu capacidad pulmonar. Mientras lo haces, mentalízate en reconocer el oxígeno que ingresa a tu cuerpo, sintiéndote lleno de energías y totalmente renovado.

Repite esta técnica de respiración para recargar energías tantas veces como quieras, respirando regularmente y llenando tus pulmones. Luego, estira tus brazos, y haz una súbita inhalación, a mayor velocidad, manteniendo el aire por dos a tres segundos. Luego relaja los brazos, y exhala rápidamente, sin formar tus músculos.

Esta simple técnica de respiración abdominal a mayor velocidad, seguida por un movimiento de brazos que abra tu caja torácica, renovará las energías de tu cuerpo. Para realizarla sólo necesitarás dos a tres minutos, y podrás seguir con tu jornada laboral con nuevas energías y con una mejor predisposición.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Renovar Energías Mediante las Técnicas de Respiración, te sugerimos que visites nuestra sección Esoterismo y Espiritualidad.

Esta nota te fue útil?
10 valoraciones.
El 90% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social