Técnicas para renovar y tener más Energía en el Trabajo

Cómo tener más energía en nuestra jornada laboral

No se trata de ningún secreto: el agobio, el cansancio y el estrés atentan directamente sobre nuestro rendimiento y nuestra productividad en el trabajo. Por eso, se hace necesario adquirir las técnicas y herramientas para revitalizarnos y renovar nuestros niveles de energía casi a diario, y aquí aprenderemos algunas técnicas para hacerlo incluso mientras estamos en la oficina.

Por lo general, cuando llegamos a casa luego de un largo día de trabajo, solemos quitarnos los zapatos, quizás darnos un baño de inmersión, o disfrutar de una buena copa de vino. También, por qué no, llegamos a casa, nos mudamos de ropa, y salimos a compartir con nuestra familia y nuestros amigos, como manera de revitalizarnos. Pero durante la jornada laboral solemos notar que nuestra energía va disminuyendo, y muchas veces nos encontramos soñando despiertos, imaginando la llegada del fin de semana o de las vacaciones. Y este es el enemigo que tenemos que vencer.

Técnicas para renovar energías en el trabajo

Cuando estés en la oficina o en tu trabajo, tomá unos minutos libres cada dos horas. No te decimos necesariamente que cierres tus tareas pendientes y juegues un partido de solitario en la computadora, sino que en verdad hagas un "cambio de aire". Levantate de tu silla, andá al baño, mojá tu cara y tu nuca, lávate las manos, caminá unos metros. Tomá un buen vaso de agua bien fresca, o quizás algún jugo de frutas, si fuera natural y exprimido, mucho mejor. Dedicate a saludar a algún amigo de la oficina, sin interrumpir sus labores, o quizás asómate por la ventana o andá a la terraza o azotea a pasar dos minutos de reloj viendo pasar autos y gente. No te recomendamos tomar más de 5 a 7 minutos, para no producir un corte abrupto en tus labores. Estos pocos minutos serán suficientes.

Si tu trabajo te impide alejarte de tu puesto de trabajo (como sucede con las secretarias, recepcionistas y otros puestos), al menos lávate la cara con agua fría, volvé a tu escritorio, y cerrá los ojos por algunos segundos. Respirá hondo, y simplemente descansá por un minuto, reclinándote hacia atrás en tu silla. Si tenés una planta en tu escritorio, dedicate a regarla y a limpiar sus hojas con un paño húmedo. Esto no consumirá demasiado tiempo, y te permitirá renovar las energías.

Hay muchas cosas que podemos hacer para renovar y cargarnos de energía en el trabajo, sin que esto signifique quedarnos soñando despiertos. Podés cantar una canción entera dentro de tu cabeza, ausentándote imaginariamente de tu puesto por unos tres a cuatro minutos, o también podés hacer unos garabatos en una hoja de papel. En lo posible, no utilices la computadora durante estos minutos, en especial si trabajás utilizándola, aunque tengas mails por revisar, noticias por leer, o solitarios por jugar. Y siempre recordá complementar estos minutos de descanso con un vaso de agua fresca o de jugo de frutas: esto te va a hacer sentir mejor físicamente, y eso repercutirá directamente en tu humor.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo renovar Energías en el Trabajo, te sugerimos que visites nuestra sección Tareas y técnicas de trabajo.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 80% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social