Remedios caseros para quitar el hipo

Cómo quitar el hipo

Situación molesta y embarazosa, si las hay: el hipo tiene múltiples orígenes, y muchos más consejos caseros para poder eliminarlo. Veamos algunas de las recomendaciones que se repiten en eco generación tras generación, para poder aliviarte y eliminar esa molesta condición tan poco agraciada.

Consejos populares para quitar el hipo

Los siguientes son consejos caseros para eliminar el hipo que se repiten dentro de las familias desde hace centenares de años. Aunque carecen de validez científica o médica en su mayoría, lo cierto es que sólo resta ponerlos a prueba sin temor de sufrir ninguna consecuencia. ¡A cada persona le funcionan trucos diferentes!

  • Ingiere una cucharada seca de azúcar tan velozmente como puedas.
  • Toma tu lengua entre el pulgar y el dedo índice usando un pañuelo, y tira hacia fuera.
  • Consume hielo triturado, masticándolo.
  • El susto y la contracción pulmonar resultante es una buena forma de quitar el hipo.
  • Toma un hielo y ponlo sobre la nuez de Adán, dejándolo allí por uno a dos minutos.
  • Bebe tres sorbos de agua diciendo estas frases: en el primer trago, "Hipo de Dios", en el segundo sorbo, "San Pedro me lo dio", y en el tercer sorbo, "Ya se me quitó".
  • Bebe siete sorbos grandes de agua sin respirar.
  • Coloca tu dedo presionando sobre la boca del estómago, y cuenta hasta 60 en voz alta.
  • Bebe rápidamente una infusión tibia de menta peperina, toronjil y agua.
  • Humecta un terrón de azúcar en zumo de limón y llévatelo a la boca, hasta que se disuelva.
  • Inhala hasta llenar tus pulmones y conserva allí el aire por 30 a 60 segundos.
  • Moja un paño en alcohol medicinal o un alcohol blanco, e inhala su aroma hasta quitar el hipo.
  • Beber de golpe un vaso de agua al que hayas agregado una semilla de anís molida.
  • Humedece un terrón de azúcar en vinagre blanco de alcohol y mastica hasta que se disuelva en la boca.
  • Humecta con tu propia saliva los dedos índice y pulgar, y tira con estos dedos el lóbulo de la oreja hacia abajo.
  • Respira dentro de una bolsa, preferentemente de papel, hasta que el hipo se detenga.
  • Túmbate al suelo con las rodillas flexionadas, para comprimir la región media y la superior del estómago (el epigastrio).
  • Saca la lengua hacia afuera tanto como puedas.
  • Hazte cosquillas en el paladar con un hisopo de algodón.
  • Mastica un trozo de pan seco.
  • Coloca los brazos en el marco superior de una puerta, empujando hacia arriba; inhala todo el aire que puedas y reténlo allí unos segundos; luego exhala lentamente, arqueando la espalda hacia atrás.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Remedios caseros para quitar el hipo, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social