Remedios Caseros para la Talalgia

Cómo Aliviar los Síntomas de la Talalgia

El dolor en los talones puede ser desde molesto, hasta incapacitante, por eso hoy queremos contarte sobre los más populares remedios caseros para la talalgia, que puedes aplicar en casa o en la oficina cuando sea que sientas esta molestia, o también para evitar que te afecte de modo preventivo.

Recuerda que toda condición física debe ser atendida con dedicación: si sientes dolores o molestias, consulta siempre con el profesional de atención médica mejor calificado para cada caso, para buscar la mejor solución y prefiriendo los tratamientos naturales y efectivos.

¿Qué es la talalgia?

Este es el nombre que recibe el dolor en la zona del talón, una afección podal muy habitual que puede tener las más diversas causas. Algunas de las más frecuentes son la fascitis plantar, el uso de calzado inadecuado, o también la formación de espolones, una suerte de inflamación del hueso del talón.

Cómo aliviar los síntomas de la talalgia. Remedios naturales para el dolor en los talones. Remedios caseros para tratar el dolor en los talones

© Depositphotos.com/yanc

Imagen 1. El baño de pies con agua y sal, aceite terapéuticos o sales medicinales te permite reducir el dolor de la talalgia, y también prevenirlo.

La talalgia puede hacer que tus pies se sientan cansados, adoloridos, y hasta que tengas dificultades para caminar. Ante las primeras señales debes procurar aliviar la molestia, pues dejarla sin atender, subestimándola como un simple cansancio luego de un largo día, puede derivar en días, semanas y hasta meses de dolor.

5 Remedios caseros para la talalgia

Es imperativo consultar con el médico de cabecera o con un especialista en podología ante las primeras señales de incomodidad, dolor, tensión o inflamación en los pies, para buscar la mejor forma de tratamiento. Recuerda que esta parte del cuerpo está en constante movimiento y actividad, sustentan todo el peso, propician el equilibrio y, en definitiva, tienen muchas exigencias y muy poca atención.

En tu consulta con el especialista, verifica cuál (o cuáles) de estos 5 remedios caseros para aliviar la talalgia pueden ser adecuados para tu caso particular:

1. Agua caliente: Para aliviar el dolor y las molestias, prueba con sumergir tus pies en una cubeta de agua caliente (no demasiado, para no quemarte) a la que hayas agregado un poco de sal. Esto estimulará la circulación sanguínea de la zona y facilitará la eliminación de las toxinas asociadas al dolor.

2. Vinagre de manzana: El vinagre de sidra de manzana puede aliviar las molestias y reducir la inflamación. Usa sólo el orgánico sin procesar: puedes prepararlo en casa, o elegir en el mercado el que se vea algo turbio. Agrégalo al agua del remojo de tus pies, o aplícalo como compresa en el talón usando un paño de algodón embebido en el producto.

3. Frío: Para reducir la inflamación, si la hay, es necesario aplicar frío. Puedes hacer un ice-pack casero, o poner cubos de hielo dentro de una bolsa plástica y envolverla con una tela, para que el frío no sea directo ni queme tu piel. Aplica por 15 minutos cada 2 a 4 horas, para aliviar el dolor provocado por la inflamación.

4. Estiramientos para evitar los dolores de la talalgia: Cada mañana, antes de salir de la cama, rota el pie en grandes círculos y estíralo hacia arriba, es decir, intentando llevar los dedos de los pies tan cerca de tu pierna como puedas, y luego tan lejos como puedas (imagina que estás haciendo el gesto de “sí” con tus pies). Hazlo con ambos pies, todos los días, para activar la circulación, relajar los músculos, y reducir el dolor o evitar su aparición.

5. Masajes: Los masajes con aceites terapéuticos, o simplemente con las manos, también pueden ayudarte. Compra una bola terapéutica para masajes (una que se asemeja a un erizo), o usa cualquier pelota pequeña para hacerla rodar desde el talón y hasta la punta del pie, y luego de regreso, una y otra vez.

Recuerda que, para eliminar el dolor producido por la talalgia, necesitas aliviar la inflamación y las toxinas que lo causan. Aunque no veas la zona abultada, puede haber inflamación interna que podrás reducir consumiendo alimentos con propiedades antiinflamatorias, usando bolsas de hielo o, sólo si tu médico así lo indica, aplicando cremas en la zona durante el tiempo indicado.

Piensa en los fármacos como la última alternativa: siempre es mejor ayudarle al cuerpo a curarse a sí mismo, usando productos naturales y probando con estos tratamientos caseros para la talalgia.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Remedios Caseros para la Talalgia, te sugerimos que visites nuestra sección Trastornos y malestares.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social