Remedios caseros para la indigestión

Comer es un placer que puede traer consecuencias si no nos cuidamos, especialmente si ingerimos alimentos grasos y pesados. Pero afortunadamente existen remedios naturales para aliviar la indigestión.

Remedios caseros para la indigestión

Remedios caseros para la indigestión

Remedios naturales para combatir la indigestión

Las festividades y reuniones en familia tienen algo en común: una comida potente y abundante, siempre acompañada de bebidas calóricas y alcohol. Luego de semejante festín, es probable que tu sistema digestivo necesite un poco de ayuda para liberarse de tanto contenido. Y para estos casos, puedes aprovechar remedios caseros contra la indigestión, como los que veremos a continuación.

Infusiones digestivas

En el mercado seguramente habrás visto una variedad de infusiones indicadas como facilitadores de la digestión. Son dignas de reconocimiento, aunque no del todo sabrosas. Por eso, en lugar de una infusión comercial, en tu próximo evento prueba finalizar la comida con un delicioso y natural té de manzanilla, que ayuda a aliviar los cólicos, previene el estreñimiento y alivia los espasmos musculares y estomacales. Además, no posee contraindicaciones ni restricción en la cantidad a consumir.

Remedios caseros para la indigestión
La medicina natural y una buena alimentación nos ayudan para prevenir y tratar una indigestión

© Depositphotos.com/lightwavemedia

"En lugar de una infusión comercial, en tu próximo evento prueba finalizar la comida con un delicioso y natural té de manzanilla."

Otra buena infusión saludable es el té de jengibre. Esta raíz casi milagrosa te ayudará a prevenir las náuseas y la acidez estomacal, y es también muy fácil de preparar: luego de la comida, coloca algunas rodajas peladas de raíz de jengibre fresco en una taza de agua muy caliente, cubre la taza, deja infusionar unos 2 o 3 minutos, y luego bebe sin más.

Frutas contra la indigestión

Otra opción es finalizar la comida consumiendo frutas frescas que facilitan nuestra digestión, como por ejemplo la piña o el ananá, que ayuda a prevenir la flatulencia, minimiza el nivel de acidez estomacal, y también purifica el tubo digestivo. Aprovéchala en el postre o como primer plato.

Hierbas y plantas para aliviar la indigestión

El hinojo y sus semillas son conocidos estimulantes de la digestión, y ayudan a aliviar los espasmos y náuseas, acelerando todo el proceso digestivo. Puedes consumirlo en ensalada durante la comida, y también finalizar el festín mascando una cucharada de semillas de hinojo, si lo prefieres con unas gotas de miel o hidratadas en agua caliente.

"El hinojo y sus semillas son conocidos estimulantes de la digestión, y ayudan a aliviar los espasmos y náuseas."

Finalmente, el aloe vera también viene al rescate en casos de indigestión. Estas hojas milagrosas poseen un jugo desintoxicante y anti-inflamatorio que ayuda a controlar el calor estomacal, la acidez y pesadez, y también acelera el proceso intestinal. Sólo abre una hoja, raspa su pulpa para obtener la sábila, y consúmela sola o disuelta en agua. No posee un sabor del todo atractivo, pero vale la pena por su eficacia.