4 trucos para reducir gastos de calefacción

Trucos para ahorrar en calefacción

Llegar a casa luego de una larga jornada en el trabajo, sólo para encontrarla gélida, no es un encanto tan grande como lo sería llegar a un sitio templado. Por eso solemos mantener la calefacción alta, procurando que el hogar tenga un clima casi tropical dentro. Pero esto representa un enorme gasto, que bien puedes ahorrar si tan sólo pones en marcha simples trucos.

Evita el traspaso de temperaturas

Los vidrios son los puntos por los que se cuela hacia dentro el aire frío del exterior. Para evitarlo hay muchos trucos: colocar (y cerrar, claro) persianas y postigos, lucir cortinas dobles, y hasta adherir con silicona caliente placas de plástico cristal para crear un doble marco económico. Estos son tres soluciones de bajo costo que harán una enorme diferencia en las exigencias de la calefacción.

Evita las corrientes de aire

Según estudios, las corrientes de aire o “chifletes” procuran una pérdida de calor interno de hasta el 30%. Para evitarlas hay trucos sencillos: coloca burletes autoadhesivos de espuma de goma en los marcos y hojas de ventanas y puertas, pon gomas de arrastre en los contornos de portones y puertas, y haz tus propios bloqueos de aire con tela.

Para ello, corta una pieza del largo de la abertura por unos 20 centímetros de ancho; rellena con trozos de tela y añade un poco de arena para gatos dentro, para dar peso. Cierra la tela con costura, ata unas cintas decorativas a los lados, y ubica al pie de las puertas y ventanas, evitando el chiflón de aire.

Controla los sistemas

Antes de la llegada de la estación fría, recuerda purgar los radiadores de la calefacción y controlar su buen funcionamiento. Si tienes un sistema centralizado, revisa los filtros y destapa las bocas de emisión, para luego volver a limpiarlas o reemplazar los filtros una vez por mes durante la temporada fría. Si tienes calefactores, hazles una simple limpieza con cepillos en seco antes del comienzo de la temporada invernal, para asegurar un perfecto funcionamiento.

Como solemos tener una boca de calefacción por ambiente, o en los pasillos que los unen, es normal encenderlos al máximo para calefaccionar mejor. Esto es un enorme gasto, que bien puedes evitar regulándolo en bajo o hasta en mínimo y distribuyendo el aire con la ayuda de ventiladores orientados hacia arriba, o bien con ventiladores de techo que funcionen en dirección inversa, tomando el aire de más abajo y llevándolo hacia el cielo raso, para que el calor que allí se acumula se distribuya por la habitación.

Controla las tuberías y ductos

Minimiza la pérdida de temperatura de las cañerías de agua y aire caliente aislándolas. En el mercado podrás encontrar, a bajo precio, rollos de cintas aisladoras similares a la membrana del techo (también útil), que se adhieren a las tuberías y ductos con un poco de calor del secador de cabellos o con adhesivo incorporado. Un truco simple para poder minimizar la calefacción del aire o del agua, en especial si tienes las fuentes en el sótano o en el exterior de casa.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo reducir los gastos de calefacción con simples trucos, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social