Cómo Reducir la Cantidad de Trabajo

Consejos para Reducir la Cantidad de Trabajo

Muchas personas desean aprender a reducir la cantidad de trabajo sin darse cuenta que a veces no es que tengan demasiado para hacer, sino que no pueden organizar bien su tiempo. Si estás usando gran parte de tus horas libres en hacer pendientes, puede deberse a que tienes mucho trabajo o que no haces un uso correcto de la jornada.

Suponiendo que se trata de la primera opción, es posible que puedas organizar la cantidad de trabajo y no tengas que quedarte después de hora o los fines de semana trabajando. En el mundo globalizado de hoy, los empleados deben hacerle frente a un gran flujo de actividades, tareas y obligaciones en su día laboral de 8 horas. Tanto trabajo nos afecta en todo sentido, el estrés es preocupante y parece que aunque trabajemos y trabajemos, nunca disminuye el listado de “cosas para hacer”.

Pasos para reducir la cantidad  de trabajo. Qué hacer si tienes mucho trabajo todos los días? Cómo reducir la cantidad excesiva de trabajo

© Depositphotos.com/DoctorKan

Imagen 1. Evitar perder el tiempo en tareas innecesarias es clave para reducir el exceso de trabajo

El exceso de trabajo también puede significar una limitación para disfrutar del tiempo libre si eres independiente, o bien si el empleo requiere terminar ciertas tareas antes de regresar al hogar. Cuando la regla es una gran cantidad de trabajo y la excepción es irte en horario a casa, entonces, el problema es más grave de lo que crees.

Es verdad que en tiempos de crisis o de una economía resentida no podemos darnos el lujo de maldecir el hecho de tener trabajo, sin embargo, debes saber que no es bueno para tu salud ni para tus relaciones extra-profesionales. El estrés y la frustración, así como los nervios y la ansiedad van en aumento, y es probable que en poco tiempo tu cerebro esté saturado si no cambias tus hábitos.

Tips para reducir el exceso de trabajo

Gracias a estos tips para reducir el exceso de trabajo podrás no sólo terminar antes con tus tareas, disminuir tu lista de pendientes o ser más eficaz, sino que también te sentirás mejor contigo mismo, de buen humor, más descansado y con tiempo libre para hacer lo que más te guste (dormir, leer, pasear, hacer ejercicio, jugar, estudiar, cocinar, etc.).

1. Escribe una lista de tareas: Un buen listado es eficaz a la hora de reducir la cantidad excesiva de trabajo porque te permite tener un control de lo que debes hacer, y además, puedes organizar según las prioridades. Ser ordenado es bueno para decirle adiós al estrés, por más de que se crea lo contrario. Tener tantas cosas en la mente al mismo tiempo puede causar olvidos, por ello, una lista donde se indiquen todas las obligaciones puede ayudarte a hacer tu jornada más llevadera.

Enumera en relación a la prioridad y una vez que termines una actividad recién pasa a la siguiente. La clave está en que prive lo importante sobre lo urgente. Te ayudará también a dejar de lado lo improductivo y estarás más concentrado, aumentando a la vez la productividad.

2. Dispón de todo lo necesario: Si para hacer tu trabajo necesitas un programa especial en el ordenador o si requieres de material específico, procura tenerlo a disposición antes de empezar. De esta manera, no tendrás que interrumpir tus tareas para conseguir lo que te falta. También se incluyen los recursos, información, equipo técnico y hasta artículos de librería. Es decir, todo lo que precisas para finalizar una actividad.

3. Registra cuáles son las tareas que haces cada día: El tercero de los tips sobre cómo reducir la cantidad de trabajo indica que si llevamos un control más puntilloso de las cosas que hacemos a diario, nos daremos cuenta en qué ocupamos nuestro tiempo. Podrás determinar también cuáles son las actividades “vampiro” (que en lugar de sangre, chupan minutos u horas) y cuál es el momento del día en que tienes más capacidad para producir.

Algunos son más eficientes a primera hora de la mañana, otros antes del mediodía y están también los que prefieren trabajar más por la tarde. Realiza una especie de auditoría de tu tiempo, analiza a consciencia en qué lo ocupas y de qué manera eliminar los ladrones de horas. Lleva una agenda y cambia hábitos negativos que atentan contra tu eficiencia y desempeño.

4. Delega tareas: Es verdad que queremos hacer todo nosotros mismos porque nadie lo va a resolver mejor que uno, sin embargo, a veces dejar que alguien nos ayude o se encargue de ciertas tareas es vital para reducir el exceso de trabajo. Saber delegar es una habilidad que no todos padecen y es bueno cosecharla.

Podría decirse que por un lado, permite asignar tareas a otros para nosotros poder hacernos cargo de lo demás, y por el otro, es una manera de traspasar responsabilidades. Por ello, es vital que decidas qué, cuánto y a quién delegar. Quizás puedas hacerlo con las tareas más pequeñas y monótonas, como ingresar información en una planilla, por ejemplo. Eso te lleva mucho tiempo y no te permite hacer otras actividades.

5. Maximiza las horas: Por último, es vital que empieces a cambiar ciertos hábitos para poder reducir la cantidad de trabajo. Llega más temprano en vez de irte más tarde de la oficina, reduce a media hora el tiempo para almorzar, come liviano y no bebas alcohol, disminuye lo más que puedas los “breaks”, establece horarios determinados para charlar o revisar las redes sociales. Cuanto más enfocado estés en tus tareas, más rápido las terminarás.

No hay dudas de que puedes reducir la cantidad excesiva de trabajo. Sólo tienes que empezar a poner en práctica los consejos indicados antes.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Reducir la Cantidad de Trabajo, te sugerimos que visites nuestra sección Tareas y técnicas de trabajo.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social